Icono de accesibilidad 00. Los iconos de accesibilidad contienen en sus propiedades Alt y longdesc descripciones de la organización del portal y de sus páginas. La propiedad longdesc de este icono 00 dirige a una página de texto con un mapa del portal, encontrándose un enlace a una página de texto con las características generales del portal en la propiedad longdesc del icono 02. Icono de accesibilidad 01. Página de texto. 'Resistencia resistente'. Contiene artículos de carácter combatiente, sobre mi situación personal, y situación que se viva fuera de mi alcance. Página dividida en varias; en la cabecera del panel lateral unos números enmarcados por un borde conducen a sus diferentes partes. Responde a las características generales de las páginas de texto. Icono de accesibilidad 02. Su propiedad longdesc accede a una página de texto con descripción de la organización y características del portal y sus páginas. Icono de accesibilidad 03. Fondo y diseño. Fotografía de dunas como fondo. Las dunas dejan ver el cielo en una pequeña franja en la parte superior, desapareciendo este cielo mínimamente al acercarse a la parte derecha. Las dunas corriendo desde la esquina superior derecha hacia la esquina inferior izquierda, serpenteando. Más alejada, como fondo, se encuentra otra serie de dunas que horizontalmente hacen de línea entre cielo y tierra, hasta un poco más de la mitad del fondo; a partir de ese punto, aquellas dunas que descienden de esquina a esquina, su parte más elevada, las oculta, y en su camino ascendente acaba recortando el cielo al llegar ya a la parte superior derecha. El conjunto adquiere diferentes proporciones segun se redimensione la ventana. No existe imagen complementaria en el cuadrante superior izquierdo, quedando visto cielo y dunas. Las hojas y la caja de la izquierda en semitransparencia con el fondo. La caja de título casi transparente, realzada del fondo; el panel lateral, translúcido y con borde beige tan claro que se ve blanco; las hojas en color crema minimamente translúcido.
icono de la página de inicio, una casa en verde de las típicas del juego del Palé Ir a índice o colección
Ocurecer o aclarar fondo Cambiar tipo de fuente de texto
Resistencia resistente



nemo










Me sirvo de la desinformación

No es lo mismo tener consciencia de algo que plasmarlo en el papel, traducir esos pensamientos al lenguaje escrito. A estas alturas creo que no les queda dudas de que no lograrán doblegarme, y que existen muy pocas posibilidades de que puedan manipularme, a poco que se piense, les quedan muy pocas alternativas.

Soy consciente desde hace meses que entre las muchas conspiraciones que corren en torno a mí, que son muchas y todas conducen a un mismo final, aunque las claves sean diferentes, entre las muchas conspiraciones que corren en torno a mí, una es la que mínimamente he apuntado hace unos minutos, la de que existe alguien o algunos que colaboran conmigo suministrándome información. No es una conjetura inocente, forma parte de una de las conspiraciones que concluirían con un atentado contra mi vida. Y no es lo mismo saber que corre esa conspiración, ser consciente de ello, que traducirlo al lenguaje escrito, y ha sido una sola frase, esa frase, ese apunte, el que ha desencadenado en mí ese desasosiego que siempre se repite en parecidas ocasiones, porque en todo momento soy consciente que el tren está muy cerca de mí esperando para arroyarme, pero no es lo mismo saberlo que escribirlo.

Como un paréntesis, ya en los tiempos más duros que he vivido, en los procesos paranoicos, a los que me indujeron principalmente los medios de comunicación, advertí que el más potente instrumento de que disponemos para poner en orden los pensamientos es plasmarlos por escrito, ha sido mi principal herramienta para superar esos momentos, la mente corre a gran velocidad y plasmar por escrito esos pensamientos que acaban atrapados en un bucle, te permite ordenarlos y salir del bucle, creo no equivocarme si digo que es una herramienta eficaz para, al menos, mitigar esos procesos mentales paranoicos.

Eso es lo bueno, lo malo es que determinadas realidades de las que eres consciente, al plasmarlas por escrito te vienen a un primer plano y te obliga a ser plenamente consciente de esa realidad que aunque conocida por ti, parecería que la conservas orillada en algún rincón de la mente, no te molesta y te permite vivir aun siendo consciente de ella.

Inducir a pensar que existe alguien o algunos que colaboran conmigo, que me suministran información, es parte de una conspiración, lleva circulando durante meses, más de un año según pienso, y no es una conjetura inocente como ya he dicho, responde a esa conspiración que de imponerse, concluiría con un atentado contra mí y la posterior aparición de mis supuestos colaboradores. Una conspiración de la que soy consciente desde hace meses, que los medios de comunicación, sus profesionales, se encargan de alimentar, apoyándose en maniobras que se dan en la mínima actividad que mantengo fuera de casa, en mis paseos. No me es ajeno que es raro el día, la noche, que no me cruzo con alguien consultando un plano artificiosamente, haciéndome señas, recurrentemente con un móvil o mostrando ostensiblemente su pantalla, supuestamente me suministrarían información; muchos detalles que componiéndolos trabajosamente les puede permitir afirmar que mis paseos son fuente de información o, valiéndose de esas construcciones, apoyar la idea de que dispongo de una fuente de información. Tampoco me pasa desapercibido que inmediatamente después de mis apuntes, en muchos casos, se producen noticias de supuestos sucesos que se relacionarían con el apunte. Los apuntes tienen un valor intrínseco en el momento que los escribo, los sucesos posteriores, o son manipulaciones o vendrían a sumarse a los argumentos que ya apoyaban el artículo.

Es una conspiración que si no estoy equivocado transcurre desde hace meses, que conozco desde hace meses, pero que como en otros casos no puedo manifestar mi creencia de su existencia hasta que considero que está lo suficientemente avanzada como para que no puedan sustraerse a sus responsabilidades los que forman parte de ella; aun así, aun considerando que está bastante avanzada, la posibilidad de que lo nieguen existe y lo harán, porque en ningún caso, en ninguna de estas conspiraciones, aparece nadie claramente ni se constituye en nada sólido, se desarrolla como se desarrollaría un rumor o una difamación, que si llega a consolidarse, sería el momento en el que se actuaría, actuarían.

Como pista, todos los profesionales de los medios de comunicación forman parte del Régimen o de la mafia, como se quiera considerar, desde los talludos con el carnet de periodista del franquismo, hasta el o la que se pone delante de un micrófono por primera vez; porque los medios de comunicación son la pieza fundamental de que se vale el Régimen para mantener a la población desinformada y manipulada, porque es la desinformación y la manipulación la principal arma del Régimen. En cualquier caso ha sido esa consideración mía de que todos estos profesionales son engranajes de la misma máquina, aunque unos y otros jueguen deferentes papeles en diferentes etapas, lo que me ha permitido no sucumbir a sus manipulaciones, que creo que no he sucumbido y van ya para diecisiete años.

No recibo información de nadie, no colaboro con nadie y nadie colabora conmigo, tampoco soy un adivino ni soy clarividente, pero lo que sí deba admitir es que después de dieciséis años me muevo bien entre la desinformación. Y mi actual estado de desánimo, de desasosiego, lo he vivido ya en situaciones parecidas, salgo de él en cuestión de horas.

Este artículo también me sirve para que los gilipollas y gilipollas que están en otras batallas, entiendan que me resbalan, hasta me hacen sonreír, como también, aunque me cabree, me hace sonreír que mis vecinos me planten una mierda en la puerta.

lunes, 09 de diciembre de 2013




Me voy a repetir

El amenazar con que pueden cometer crímenes y están dispuestos a cometerlos no es una opción de fuerza, porque la sociedad no puede ceder ante unos criminales que se jactan de serlo, que cometen crímenes y que amenazan con cometer más crímenes si no alcanzan sus objetivos; es: "O nos dejáis que sigamos cometiendo crímenes o cometemos más crímenes". No es una alternativa, y hace inevitable la resistencia, porque ni uno personalmente, ni la sociedad podemos permitir tal amenaza que clarifica la catadura de estos criminales, que se intentan imponer mediante el amedrantamiento, y si no lo logran, mediante el crimen. Esto al margen de las consideraciones principales que voy dejado expuestas en estas páginas.

En cuanto a mí, este atentado que he sufrido esta noche no me va hacer ni que me acelere ni que me detenga, continuaré con mi labor de resistencia y enfrentamiento al Régimen y a la banda criminal, que ambas características se ajustan a ellos y ellas. Y me gustaría vivir una vida distinta, pero tampoco existe aquí el plantearse algo distinto a resistir; me ha tocado vivir en un tiempo y unas circunstancias que han propiciado que esta y así sea mi vida. Son tan condicionantes las circunstancias, la existencia de tal Régimen y tal banda criminal, que hasta cierto punto es cómodo, porque no da lugar a que te cuestiones nada, ni siquiera sobre tu bienestar personal.

En cuanto a mi persona, he aportado todo lo que de importancia podía aportar y pongo como mis principales esfuerzos el resistir y enfrentarme a este Régimen y a esta banda criminal; y en cualquier caso, pienso que ha sido y será mi principal aportación a la sociedad esta resistencia y esta lucha.

Mirando hacia atrás, viendo que mis aportaciones, ante mi debilidad, ante mi imposibilidad de impedirlo, han sido y están siendo utilizadas por estos criminales, siento mala conciencia, principalmente por mis trabajos sobre sociología y psicología, porque malversados son armas que están en sus manos para manipular a la población; también esto es motivo de que haya decidido no avanzar en estos campos y en el de la Evolución. Al día de hoy únicamente puedo aportar a la sociedad esta resistencia, por lo que si aparte de cobrarse cuentas pendientes, como sé que muchos mantienen cuentas conmigo*, se utiliza la amenaza contra mi vida como una amenaza más general, decir que tampoco es una opción, no es una opción doblegarse a una organización criminal.

jueves, 02 de enero de 2014



* Botón de muestra de los y las que claman por mi linchamiento:


Apuntes enlazados:

Presidente, Ministro





Sigo siendo resistente

Parece que cada cierto tiempo tuviera que renovar votos:

"Y se encontró con una partida de escualos que le invitaron a realizar una larga travesía". Él prefirió quedarse en la nevera."

Wikipedia: Usuario nemo

jueves, 23 de enero de 2014




No hay inéditos

No tengo inéditos, el día en el que falte, se llega a una edad en la que hay que pensar en ese día, no se podrá decir que se han encontrado trabajos míos "inéditos". Todo lo que tengo, refiriéndome especialmente a mis trabajos literarios, están publicados ya, principalmente en este portal, unidos estos trabajos a mi labor como articulista en la enciclopedia Wikipedia.

Hay más, indudablemente hay más, pero todo son intentos fallidos, en algunos casos intentos frustrados por mis miserables, en casos iniciados como un intento de reaccionar a las condiciones a las que me sometían, iniciados ya en condiciones deplorables, en ningún caso soportaron la presión de su continuada creación.

Mis obras de teatro están publicadas en este portal, excepto aquella comedia de juventud. También están publicados los más serios intentos de completar una novela, al día de hoy estos intentos son igualmente intentos frustrados. Quedaría, entre otros cuantos intentos, uno en el que logré completar unos cuarenta o cincuenta folios, pero en este caso se trataba de una novela que muy bien habría ocupado cuatrocientos o quinientos folios, por lo que ni siquiera se encontraría acabado su planteamiento.

De mis trabajos en otras áreas existiría un puñado de fotografías en blanco y negro ya positivadas (en la actualidad, en mi poder, casi exclusivamente quedan aquellas que no logré un buen positivado o una vez positivadas no terminaron de convencerme), contemporáneas de las fotografías de Dolores Ibáruri, Marcelino Camacho, Alberti y Santiago Carrillo; y un montón de negativos por positivar. Material de este tipo, material que se podría considerar auxiliar para realizar diferentes trabajos, puede haber mucho, especialmente de este último tiempo, existe mucho material que me ha servido y preveía que me serviría para realizar las series de fotos del estilo de miradas y muñecas.

Luego estarían los blocs que se me han ido robado de mi propia casa; en casos, de los cajones de mi mesa de trabajo, como tres blocs escritos en tiempos en los que había caído en un estado muy parecido a la catatonia, lo son de escritura automática, en los que fui plasmando ideas para desarrollar una vez lograra superar tal estado; en ellos debe encontrarse el primer esbozo de la que después he publicado Teoría de los Procesos entre otras muchas ideas o esbozos. Fueron esos blocs, su escritura, lo que me ayudó a salir de aquel estado. También existirían uno o dos blocs en los que en mi juventud también iba apuntando en él o en ellos diversas ideas, mezcladas, un poco de todo, proyectos que iba apuntando con la esperanza de poder acometerlos en algún momento; también me falta el bloc o cuaderno en el que plasmé, también en escritura automática, completado durante dos o tres días del verano de 2000, el primer esbozo sobre mi hipótesis alternativa a la entonces perfectamente consolidada teoría de la Evolución, mi contestación al darwinismo.

A todo esto, y quizá lo único con algún valor, habría que sumar los cuadernos en los que últimamente voy plasmando proyectos e invenciones, en muchos casos mínimamente apuntados y rudimentariamente encriptados para evitar su expolio y mantener la memoria sobre ellos; en ellos se encuentran proyectos menores y pequeñas invenciones, y también proyectos que he dado en llamar estratégicos, que intentarían una renovación integral del sector con el que guardan relación, como sería el sistema de transporte y comunicaciones, pero también estaría el sistema operativo para sistemas informáticos, el sistema de cableado inteligente, sistemas de seguridad por módulos,... sistemas que se complementan unos con otros y de los que se desprenden otros derivados.

Puede haber algo más, pero en todos los casos, lo mismo lo que se me ha ido robado, como lo que aun mantengo en mi pequeño mundo de mi estudio de tres por cuatro metros, cuando apareciera, sería cuestionable que fuese mío dado la capacidad de manipulación de mis miserables y su afición por la falsificación. De aparecer los poemas de juventud, así como los blocs robados, serían aquellos que me los han robado los que los hicieran aparecer, en el estado que ellos consideren, al igual que lo que pueda aparecer en mi estudio, ya sean posibles trabajos míos como pertenencias, todo está y estará a su alcance y al alcance de su capacidad de manipulación y falsificación.

Pero fundamentalmente: no mantengo en el cajón ningún "inedito", debo conformarme con ser un autor de inacabados.

domingo, 09 de febrero de 2014




¿Puedo hablar?

¿En alguna ocasión podré hablar, podré defenderme de las conspiraciones que corren a mis espaldas?

Fotografía de una tumbona sin la colchoneta, de espaldas, cubierta de nieve, con un paisaje nevado como fondo.

De tez morena,

fuí herido tantas veces

como en combates participé,

no logré alcanzar la muerte.

En su día coloqué en mi página de usuario de Wikipedia estas frases que serían de Julio Verne, de su Capitán Nemo, recogidas de la Web; las hice mías, como hice mío el nombre de su capitan: "nadie"; entonces ya llevaba años sufriendo el acoso de mis miserables.

No existen inéditos, pero también, todos los trabajos que he ido publicando son míos, no podrán aparecer inéditos cuando falte y tampoco deberían aparecer quienes se arroguen la autoría de mis obras.

Aquellos que pretendan arrogarse la autoría de alguna de mis obras, deberían pensar, lo mismo que yo lo pienso, que la edad no perdona, y es ahora, hoy o mañana, no es necesario que esperasen a más, cuando deberían salir a la luz con nombres y apellidos y defender esa supuesta autoría; desde aquellos que participaron en aquellos primeros intentos de usurpación, como los que actualmente estarían en esa labor; hoy, con seguridad, más que en aquellos tiempos. Es hoy cuando pueden reivindicar sus derechos sobre mis obras, de forma clara, mejor ellos mismos y prescindiendo de subterfugios, no cuando yo falte; y es hoy cuando yo puedo defender su autoría, defenderme y defenderlas, incluso defender el significado último de las mismas, defenderlas de los intentos de tergiversarlas.

Hoy estoy en disposición de defenderme y defender mis obras, y estoy en disposición de algo que debería sobrar, defender su autoría. Defensa que debería sobrar después de su paulatina realización durante dieciséis años, con una gestación a la que se ha podido asistir día a día, en la medida y dependiendo de la censura a la que esté sometido el portal y yo mismo. Autoría que debería quedar demostrada por los casi dieciséis años que viene resistiendo a los intentos de usurpación. Como los casi dieciséis años de aislamiento y desinformación a los que estoy sometido (que creo que me estoy quitando un año), serían prueba de esas tramas de difamación y usurpación.

Aun con todo, afirmo que estoy en disposición de demostrar su autoría, y estoy en disposición de defenderme de cualquiera de las calumnias y difamaciones que puedan corren sobre mi persona y sobre las mismas obras. Hoy; cuando falte, se llega a una edad en la que hay que pensar en ese día, entonces esto no me será posible.

Mis posibles difamadores y mis posibles usurpadores deberían pensar como yo en ese día, porque la edad no perdona. Ahora es cuando tienen que salir a la luz, es ahora cuando deben infamarme públicamente y formular reclamaciones, dándome la posibilidad de defenderme de esas infamaciones y de esos intentos de usurpación. Luego, cuando falte, cuando no tenga posibilidad de defensa, las difamaciones quedarán demostradas como tales, como también las usurpaciones que intentaran acometer.

Y no solo quedará demostrado esto, también demostrarán sus autores y divulgadores, su condición de cómplices e integrantes de la conspiración.

domingo, 16 de febrero de 2014




Las Cuentas de Montoro

Si tengo el acierto de ir cerrando puertas: mal; si me falta ese acierto: peor.

No quisiera reiterarme demasiado, porque me cuesta trabajo ponerlo por escrito: mi asesinato está ya decidido, está decidido desde hace mucho tiempo, y durante todo ese tiempo, lo que ha frenado sus intentos ha sido el procurar escapar de sus responsabilidades y procurar sacar rendimiento con el asesinato.

El problema lo tienen en una apuesta que se hicieron en el momento en el que advirtieron que les sería muy difícil conseguir rendimientos mercantiles de mis trabajos. Hoy en día mis trabajos carecen de valor mercantil, y sus empeños se centran en producir rendimientos mercantiles; de ahí sus esfuerzos, encaminados en este "periodo Rajoy" a que después de mi desaparición aparezcan "ineditos": trabajos inéditos y autores inéditos.

En el "periodo Rajoy", a diferencia del "periodo Zapatero" en el que se planteaban los medios para la explotación directa de mis trabajos, ahora, se trabaja dando ya por hecho mi ausencia. Se lleva tiempo elaborando esos productos mercantiles, en forma de trabajos y en forma de personajes, que no personas; y esperan el momento propicio que les asegure la impunidad y poder rentabilizar asesinato e inversiones.

Aquí y ahora: Las Cuentas de Montoro; desde hace años: el "periodo Zapatero" y el "periodo Rajoy". Periodo Zapatero y periodo Rajoy porque uno ha sido, otro es, son, hombres de paja, tras ellos existiría un emporio trasnacional en el empeño. Y si mis empeños son, intentar ir cerrando puertas, el de ellos es ir abriéndolas: Si ven cerrada una puerta, se preocuparan de encontrar otra, igual.

miércoles, 19 de febrero de 2014




Paradojas

Si denuncio y ellos son los receptores de mis denuncias, que es lo que pasa, únicamente sirve para que vayan afinado sus construcciones, como así pasa. Tan fácil como ir ajustando la biografía de algún candidato a usurpar mis trabajos conforme voy publicando hojas, o escoger de entre lo que he publicado y se va publicando para que cuadre con la biografía del futurible, o ambas cosas. Y en un intento de cerrar una puerta, la de uno de esos candidatos a sosias*, paradógico, sería aquel que se encargó de dar forma al primer inventario de inquidades en el año 2000, esto también paradógico porque su dedicación siempre fue la ficción, ya lo he expresado en alguna otra ocasión y puntualizado esta mañana conforme iba corrigiendo: dedicado a escribir libretos de series y, paradógicamente, ridiculizar a la censura en uno de sus libretos televisivos; y no tan paradógico: Premio Lope de Vega al año siguiente de haber confeccionado aquel compendio. Hoy en "Londres", a la espera.

Algo que lo aprendí de Buero Vallejo, como lo he repetido en muchos de mis soliloquios, se lo oí en una entrevista, comentando su sorpresa cuando le concedieron ese mismo premio, el Lope de Vega, en pleno franquismo y habiendo sido encarcelado por ese mismo franquismo. Más o menos dijo que no pensaba ni remotamente que le fueran a conceder el premio, como tampoco pensaba que tuviera posibilidades de estrenar, pero: "me presenté al premio e hice todo lo que estuvo en mi mano para que luego no dijeran que no lo había intentado". Aprendiendo de Buero Vallejo, ese mismo año presenté Mañana a las tres de la tarde al Lope de Vega, y lo ganó su obra, que no puedo criticarla porque no asistí a su estreno y ningún amigo me ha contado sobre ella, pero que creo recordar que iba de siquiatras y enfermos mentales.

Yo, como Buero, en estos quince o dieciseis años, siguiendo su ejemplo, he hecho todo lo posible por estrenar mis obras de teatro, desde ofrecerlas en el Maria Guerrero y el Español, presentarme al Premio Lope de Vega, hasta ofrecerlas al más humilde grupo de teatro aficionado de provincias, después de haberlas ofrecido a diversos productores.

Aprendido de Buero Vallejo, para que no puedan decir que no hice lo que estuvo en mi mano.

martes, 25 de febrero de 2014



* Los sosias van y vienen según en que momento cada uno pueda resultar más creible. Como con seguridad no habrá aparecido claramente ninguno con nombre y apellidos, al final, cuando estimen que lo pueden defender, definitivamente aparecería ese nombre y esos apellidos. Vale lo expuesto en la hoja ¿Puedo hablar?

Y vale que di comienzo al portal pronosticando estos intentos y durante estos dos años he venido repitiéndome en la denuncia de esos intentos de usurpación y la defensa de mis trabajos, que más es ponerse pesado, y me he puesto pesado, pero al parecer no lo suficiente, porque los intentos persisten.

Soy zurdo: si defiendo lo de la mano, malo, si no lo defiendo peor, también, aun siendo vuestro caballo de batalla, es un tema en el que no entro, al menos en los términos a los que me pretenderíais llevar, procuro jugar un billar a tres bandas. Sigue siendo válido ese ¿Puedo hablar? Lo que no voy a hacer es componer mis hojas procurando evitar palabras, frases, que pudieran serviros para vuestras construcciones, porque serían todas. Y lo que tampoco voy a hacer es desentramar mis propias obras, sería tanto como ponerme de rodillas.

Porque, ¿qué decir de "Londres"? Cuando lo utilicé como metáfora lo utilicé para significar a aquellos que están en la sombra, a la espera de una escenicación de la "regeneración" o superación de "la crisis", posiblemente ahora quieran otorgarle otro significado. O, una vez lo expongo, dejarlo como una elucubración mía. Y si busco paralelismos entre actualidad y construcciones ¿Cómo lo defiendo?

Y qué decir de los paréntesis, de haberlos evitado, o de mis Postdatas, tan muy mías, tan mías como el grueso de los artículos, todo os sirve, cualquier detalle os vale, todo interpretaciones, y todo puede desmentirse si llegara el caso, todo podría deberse a un esceso de suspicacia por mi parte o a argucias de la otra parte, todo puesto en un único platillo para que la balanza caiga de vuestro lado, de vuestras construcciones, construcciones que van cayendo una tras otra.

¿Alguien no comprende todavía el porqué de lo enrevesado de mis postdatas?: ¿Qué decir de "Londres"? Londres, por mi consideración del destino de aquellos políticos que se ven envueltos en escandalos, expresado en otra u otras hojas, mías.

¿Qué interpretación puede darse a mi identificación con Buero Vallejo?, ¿sorprende que compare mi situación con lo vivido por Buero Vallejo? ¿No se corresponde el apunte con mi consideración de los premios? Para otras interpretaciones hay que retorcerlo mucho porque por aquel entonces, la concesión del premio se correspondió con lo esperado de un premiado, todavía no estaba en Londres. ¿Elucubraciones mías?

En cualquier caso, esto como cualquier otro extremo, siempre se puede interpretar del modo que se quiera, como elucubraciones mías o como argucias vuestras, siempre se ha evitado la confrontación de argumentos, también, todo son interpretaciones y todas a posteriori, lleváis dieciseis años intentando completar una de esas construcciones: ¿Podré hablar?, ¿podré algún día defenderme de las difamaciones que corren a mis espaldas?, sin necesidad de intuirlas.

Alejaros de mis trabajos.





Mi caminar diario

Ningún minuto de mi vida diaria escapa a su control y a la manipulación. Esto también ocurrirá con mi caminar diario, de hecho ocurre, y como en otros casos, tiran de un lado y de otro e intentan componer una u otra construcción. Me he propuesto no renunciar a ese caminar diario aunque cada día me resulta más incómodo ese caminar, mi simple caminar por el patio de prisión, mantengo ese caminar diario y me he propuesto no renunciar a él, como me he propuesto comer todos los días; la mínima actividad que considero imprescindible para mantener un mínimo equilibrio mental y mi supervivencia.

Y lo mismo que mis trabajos son míos, mi caminar es mío, sin que en el mismo pretenda algo distinto a esto: caminar, realizar un ejercicio físico diario y, tras este, caminar sosegadamente intentando poner en orden las ideas.

No existe nada detrás de ese caminar como no existe nada en el hecho de que coma. Ni me sirve para entablar ningún tipo de contacto, ni lo utilizo para ningún tipo de conspiración, aunque sí, debo rascarme, limpiarme las narices con un pañuelo, soy fumador y fumo, antes hasta me atrevía a sentarme en alguna terraza o en algún establecimiento hostelero. Nada más, lo imprescindible, el paseo por el patio, como único preso y con conspiradores que me rodean en todo momento. Muy incomodo y que en ocasiones, este hecho, ser consciente de ello, no únicamente aumenta mi incomodidad, sino que puede condicionar mis comportamientos, serme incómodo hasta sonarme la nariz.

Pienso que su baza es incluirme en alguna facción de un supuesto enfrentamiento entre facciones, convertir lo que durante dieciséis años han sido intentos de usurpación en una contienda entre facciones. No, mis trabajos los realizo en la soledad de mi aislamiento, en muchos casos producto de soliloquios mantenidos en unos u otros momentos (también me he negado a permanecer callado las 24 horas del día, no he renunciado a hablar aunque fuese conmigo mismo y con las paredes, intentando igualmente evitar el desequilibrio psíquico al que llegaría si renunciase a esos desahogos sabiéndome observado, como defensa contra la soledad, aunque sepa que estos soliloquios han sido, son y serán utilizados en muchos sentidos, son mimbres, en la presente etapa procuro contenerme en lo posible) y mis paseos también lo son en la soledad, soledad que no les es difícil mantener a mis secuestradores, son dieciséis años.

No voy a renunciar a caminar como no voy renunciar a comer, lo que se quiera montar alrededor de esos paseos será eso, montajes. No disponen de más mimbres.

jueves, 27 de febrero de 2014



En realidad con mi caminar diario como con cualquier otra circustancia de mi vida y de mi trabajo, ocurre lo mismo: mantener hábitos o cambiar hábitos, cualquier circustancia es utilizada, un hábito sostenido permite que vayan componiendo una construccion sobre él, les doy esa ventaja; pero también, a cada cambio de hábito corresponderá una interpretación, apoyada por su correspondiente montaje.

Puesto el apunte, reflexiono y entiendo que el problema está en que si no me defiendo de esas posibles manipulaciones se llevarían a cabo, pero simultáneamente, se habrá previsto que me defienda de ellas, también conocen mi estado de ánimo en los últimos paseos. Si procuro evitar las manipulaciones defendiendome de ellas malo, si no me defiendo de ellas, peor. Valga que son dieciseis años. Valga también que el mismo es reiteración de otros. Y valga el ponerse en mi situación para llegar a comprenderme, aunque solo sea mínimamente.





Acorralado

Es como me siento hoy, acorralado, como vengo sintiéndome durante las últimas semanas, que mi intuición se ha cumplido y estoy siendo inducido a apuntes que vendrían a invalidar otros, que probablemente esa sea la intención, pero cómo intentar evitar posibles conspiraciones si estas se estuvieran dando.

jueves, 27 de febrero de 2014




Solo herido

Ya voy recobrando el ánimo. Un pensamiento dirigido a mis miserables en tono de exabrupto me ha repuesto ese ánimo: Sois como vendedores de una multipropiedad, podréis convencer a quien o quienes os propongáis convencer, como vendedores de multipropiedad, como en una reunión en la que se intentan vender opciones de una multipropiedad, pero no podéis hacer firmar ningún contrato, pasados unos minutos o unas horas, las personas reflexionamos, e inevitablemente se pensará que es imposible.

Porque son años en los que he venido trabajando día a día, en la medida en la que he podido, en unos casos los trabajos se van fraguando durante un tiempo, pero en otros me he puesto delante del teclado con apenas una idea general de aquello que quería plasmar, y ha sido tecleando cuando ha ido completándose la idea. Están todos mis trabajos que, debo afirmar para continuar con esta reflexión, son artículos que cualquiera querría firmarlos e inmediatamente publicarlos, que tienen un valor en sí mismos, que sería tonto prestarlos a terceros, que para justificar que no son míos unos y otros debería haberse dado una explosión de renovación en torno a mí en muy diversos ámbitos, está el que me identifican y puede seguirse en ellos mi evolución, están los intereses que he atacado con algunos de mis trabajos, está en ellos mi personalidad que no sería ni divisible, ni en su conjunto trasladable a una tercera persona, por mucho tiempo que se hubiesen tomado para mimetizarla, que se han tomado dieciséis años, están incluso mis páginas de discusión en Wikipedia, que son significativas de mi forma de ser, están mis vivencias que justifican determinados trabajos y me identifican plenamente con ellos.

Es imposible trasladar todos esos trabajos y su paulatino desarrollo adjudicándolos a terceros. A poco que se reflexione estos trabajos me identifican plenamente.

jueves, 27 de febrero de 2014



Incluso me sería lícito que maniobrara en todos los sentidos para sacar adelante esos trabajos y a mí mismo. Algo que no se da, no tengo prisa.



Volver al texto después de haber pulsado in a menú

Página I

Página II

Página III

Página IV

Página V

Página VI

Página VII

Notas de edición. Resistencia

Créditos

Fondo basado en la fotografía (recorte sin retoques) de Luca Galuzzi (Lucag) en Wikimedia

DNI: 2.492.365

Licencia Creative Commons