Icono de accesibilidad 00. Los iconos de accesibilidad contienen en sus propiedades Alt y longdesc descripciones de la organización del portal y de sus páginas. La propiedad longdesc de este icono 00 dirige a una página de texto con un mapa del portal, encontrándose un enlace a una página de texto con las características generales del portal en la propiedad longdesc del icono 02. Icono de accesibilidad 01. Página de texto. 'Pido Justicia'. Contiene peticiones de justicia. Responde a las características generales de las páginas de texto. Icono de accesibilidad 02. Su propiedad longdesc accede a una página de texto con descripción de la organización y características del portal y sus páginas. Icono de accesibilidad 03. Fondo y diseño. En la esquina superior izquierda, la fotografía de una margarita en la que se aprecian todos sus pétalos formando un círculo. Sobre la cabecera, debajo del título, invadiendo el espacio entre caja de título y hojas, la caracola de un nautilus con una línea espiral en azul que representa la progresión Fibonacci, en la misma fotografía que la usada como motivo en su esquina superior izquierda en la página 'Notas de edición'. Fondo en degradado verde aterciopelado con dominante azul, más claro o más oscuro según la opción claro/oscuro. Caja de título en parecido verde aunque en un tono algo grisaceo, más claro que el fondo en parecido grado ya se trate de la opción 'claro' o la opción 'oscuro' dado que no es un color sólido sino que deja traslucir el fondo. Icono de accesibilidad 04. Imágenes complementarias de diseño. En el cuadrante superior izquierdo una margarita y sobre la caja de título la fotografía de un nautilus, misma fotografía que la utilizada en la página 'notas de edición', la propiedad longdesc de este icono enlaza a esa página.
icono de la página de inicio, una casa en verde de las típicas del juego del Palé Ir a índice o colección
Ocurecer o aclarar fondo Cambiar tipo de fuente de texto

Pido justicia

Fotografía de la csaracola de un nautilus con una línea espiral en azul que representa la progresión Fibonacci


nemo








Peticiones de justicia desde el día 24 de febrero de 2012

24 de febrero de 2012: Solo pido justicia, que se haga justicia.

Siempre he dicho que no existe límite, que mis torturadores no se han puesto ningún límite ni en sus acciones ni en el tiempo. Que podrían seguir torturando a los niveles que quisieran y por el tiempo que quisieran.

Pero esto lo tengo asumido. Lo que no puedo asumir es que organismos con la obligación de preservar los Derechos Humanos, organismos que deberían ampararme, hubiesen puesto fecha y límites. Esto no creo que sea capaz de asumirlo, porque estos organismos que deberían ampararme, lo que realmente han hecho, ha sido dar plazo a mis torturadores para proseguir con sus torturas, en los límites que se hayan pactado, para procurar mi deterioro o mi sumisión.

Lo primero, lo tengo perfectamente asumido, son delincuentes; pero lo segundo sería para mí inasumible, porque se estaría legitimado sus agresiones; conociendo la situación, conociendo los delitos, dar tiempo para que los delincuentes consigan sus fines.

Más, porque cuanto más cerca esté la fecha, más sufriré sus torturas, torturas con un objetivo muy concreto, pero por eso, doblemente torturas.

Solicito justicia.

24 de febrero de 2012

Si eres inocente y te dicen de ir ante los tribunales para dirimir una disputa, es una tranquilidad y una liberación, al menos así lo veo yo. Pero supongamos que eres un delincuente. También siendo tú un delincuente, que vayas a los tribunales, es una tranquilidad y una liberación para los que son inocentes.

No puedo dar un paso y no lo daré si no tengo la seguridad de que al dar ese paso no estoy contribuyendo a que se cometan delitos. Existen dudas, muchas dudas, y lo menos que debe garantizar un estado de derecho a sus ciudadanos es que los mecanismos de la Justicia se pongan en funcionamiento cuando haya sospechas de que un ciudadano se pueda ver envuelto en una conspiración muy a su pesar. No ocurrirá, porque no daré un solo paso hasta tener garantías de que esto no ocurre, y eso solo me lo puede garantizar la justicia.

Solicito justicia.

24 de febrero de 2012

Estoy atrapado en una conspiración, y no es que se me venden los ojos para que no llegue a mi conocimiento la conspiración y sus dimensiones, sino que se me somete a prácticas de desinformación. Temo que se me haya hecho un daño irreparable; pero ni me puedo defender de ese daño, ni se me da la oportunidad de denunciarlo, porque todo trascurre a mis espaldas.

Solicito el amparo de la justicia.

24 de febrero de 2012

Las prácticas de desinformación se han acrecentado, como era de esperar.

Mi único miedo al día de hoy es, inconscientemente, causar daño a las personas. Miedo a caminar junto a delincuentes y contribuir a sus delitos. Es por eso que para mí es fundamental que mi caso sea visto por la Justicia, único medio que tengo para discernir dónde están los delincuentes.

Renuevo mi condición de apátrida. No, reafirmo mi condición de apátrida. Y como no sé donde están los límites de mi resistencia, como no sé lo que pueda esperarme en los próximos días y en un futuro: mis compromisos y mis compromisos con las personas no dependen de que en algún momento me vea o no obligado a hincar las rodillas en el suelo.

25 de febrero de 2012 (01:02)

25 de febrero de 2012 (06:20): Si hoy la justicia no hace justicia, tendrá muchas cosa que esplicar.

A modo de epílogo

Sé que la recuperación de mis Derechos Humanos está ligada a la caída del Régimen Distópico; pero el Régimen Distópico caerá.

Hoy no poseo ningún derecho, soy un esclavo en manos de criminales: se atenta contra mi dignidad, mi reputación, contra mi salud y contra mi vida; se me roba y se intenta que camine de la mano de los mismos criminales que me mantienen esclavizado, me humillan y me roban. Estoy indefenso ante los atentados que se comenten contra mí y contra mis trabajos: desaparecen originales, se modifican y se emborronan los que mantengo; y como esclavo, como ser sin ningún derecho, no puedo impedir que esto ocurra.

Todo se lo permiten y se lo permitirán hasta su caída, pero esta caída sucederá, serán juzgados y ese será el momento en el que recupere mis Derechos Humanos, cuando pueda actuar contra ellos, cuando pueda recurrir a la Justicia para recuperar mi dignidad, mi reputación y mis trabajos; cuando pueda actuar contra los que me han humillado y me han hecho perder catorce años de mi vida, los que han dañado mi reputación, han emborronado mis trabajos y me han robado; porque esos son derechos a los que no voy a renunciar, solo me resta luchar en la medida de mis posibilidades para recuperar mis derechos humanos; esto es, luchar para que caiga el Régimen Distópico (estáis follaos hijosdeputa).

25 de marzo de 2012






De frente y por delante

He asistido a reivindicaciones fervientes de periodistas y medios de comunicación en defensa de periodistas y medios de comunicación, y siempre han sido apelaciones a su labor, que sí, es fundamental para la sociedad. Y aquellos que han intentado en algún momento denunciar las malas prácticas de periodistas y medios de comunicación han sufrido el acoso de periodistas y medios de comunicación, utilizando su capacidad de comunicación reivindicando la que debería ser su labor, utilizando esa labor de defensa de los ciudadanos contra el poder como chantaje emocional, porque todos consideramos que son los medios de comunicación nuestra defensa ante los poderes públicos, y deberían ser también nuestra defensa contra el poder de los propios medios de comunicación cuando estos no ejercen esa labor en el mejor de los casos o manipulan a la sociedad en el peor. Comenzaron siendo la cobertura de los partidos políticos, unos medios apoyando a un partido y otros medios apoyando a otro partido, continuaron siendo el instrumento de las empresas titulares de los propios medios de comunicación, defendiendo los intereses de esas empresas, y han acabado siendo los instrumentos de sí mismos, defendiéndose a sí mismos, apelando a lo elevado de su labor cuando precisamente malversan esa labor, dejando a los ciudadanos indefensos.

Se ha llegado a una situación insostenible para mí, desde mi aislamiento considero que se ha llegado a esa situación insostenible, en la que podría ser víctima de una difamación masiva, y entiendo que esta situación solo puede resolverla un tribunal de justicia.

Voy a posibilitar esta solución, dando la oportunidad a mis difamadores que lo hagan delante de un tribunal de justicia, defendiendo su derecho a difamarme, y para ello voy a ser explícito, posibilitando que acudan en defensa de sus derechos ante ese trubunal.

Este es un medio público, y soy responsable de lo que escriba en él, y acuso directamente a PRISA y sus medios de comunicación. Valga para que puedan venir contra mí: denuncio que PRISA es una cueva de canallas y denuncio que PRISA mantiene en jaque a toda una sociedad para imponerse sobre ella. Digo PRISA, (en representación), porque creo que no tendrá problemas para contratar a unos buenos abogados.

viernes, 26 de octubre de 2012

Pdta: Conozco a los medios de comunicación y sus manipulaciones, son catorce años sometido a esas manipulaciones; hoy ya digo, son una bendición, que son más crípticos. Probablemente me equivoque, pero estas equivocaciones también se resuelven en un tribunal. Quienes se hayan visto manipulados hoy entenderán estas líneas.

Sí, para mí es un clásico, porque la metáfora del reloj y la playa ya la utilicé para referirme a mis obras de teatro: no se puede tener la pretensión de innovar en Teatro, no se puede tener esa pretensión porque es un arte de miles de años. Quien escribe Teatro con la pretensión de innovar se estrella, porque es como ir a la playa intentando encontrar un reloj entre la arena. Pero sí se puede encontrar ese reloj si disfrutas con las olas y la arena. Lo importante, si te gusta escribir Teatro, es escribir Teatro, sin ninguna pretensión, menos, pretensión innovadora.

Y la utilizo igualmente para referirme al carácter de inventores e innovadores en el libro que abriré sobre equiparación; por eso la considero un clásico, clásica para mí que ya la utilicé hace catorce años y para mis cabrones que la han utilizado profusamente durante todo este tiempo.

Otra postdata: Si es difícil defenderse de una difamación que corre a tus espaldas, ¿cómo defenderse de la difamación orquestada por medios de comunicación y Estado, procurando por todos los medios que corra a mis espaldas?, se puede reflexionar sobre esto.





Nuevamente, Justicia

Nuevamente pidiendo justicia.

No estoy pasando unos buenos momentos, lo que no significa que no continúe firme en mis convicciones.

Los días han pasado, para mí suficientes, se suman a dieciséis años. Sigo defendiendo como desde un principio he defendido que mi caso sea visto en un tribunal de justicia dispuesto a hacer justicia. Lo demás, lo vuestro, utilizando los subterfugios que queráis utilizar, es prolongar mi secuestro el tiempo que preciséis para procuraros la impunidad.

domingo, 02 de marzo de 2014


Volver al texto después de haber pulsado in a menú

Créditos

Licencia Creative Commonss

Margaríta extraída de la fotografía de M. Vicente Selvas en Wikimedia

Neutilus extraído de la Fotografía de Chris 73, modificada por Shallowski también en Wikimedia