Icono de accesibilidad 00. Los iconos de accesibilidad contienen en sus propiedades Alt y longdesc descripciones de la organización del portal y de sus páginas. La propiedad longdesc de este icono 00 dirige a una página de texto con un mapa del portal, encontrándose un enlace a una página de texto con las características generales del portal en la propiedad longdesc del icono 02. Icono de accesibilidad 01. Página de texto. 'Notas de edición'. Contiene notas sobre la edición de los diferentes libros y páginas. Responde al diseño general de las páginas de texto. Icono de accesibilidad 02. Libro 'Notas de Edición'. Responde al diseño general de las páginas de texto. Icono de accesibilidad 03. Fondo y diseño. Esta página carece de imagen complementaria en su esquina superior izquierda, estando esta integrada en el fondo y por lo tanto no aparece suelta, sino que se redimensiona al tiempo que se redimensiona este: es la fotografía de la concha de un nautilus tomada desde un punto de vista que permite apreciar su forma geométrica: una espiral logarítmica, abierta hacia arriba y a la derecha; de color plateado y en sus círculos interiores, 'pintada' por especies de aspas que atraviesan sus túbulos dando la sensación, estas aspas, que quisieran formar otras espirales más abiertas; en degradados color tierra. Sobre la fotografía, un trazo azul cobalto que sigue la espiral de la concha por su centro, una espiral más abierta, lo que hace que en su maxima apertura se salga de ella. El fondo como tal, bajo la concha, es un dibujo lineal en tonos pastel, sus líneas en azul claro, formando diversas figuras geométricas; una, parcialmente tapada por el nautilus, una espiral logarítmica con su máxima apertura hacia la izquierda, como en contraposición a este, de parecido tamaño y en una posición algo más baja y centrada en el fondo; rellena la espiral de color verde esmeralda claro. Otras figuras, también en trazos lineales, son: unos pequeños círculos concéntricos en la parte superior derecha y un triángulo equilátero en la parte inferior derecha. Más al fondo, más trazos lineales que partiendo sus focos de las esquinas superior e inferior izquierda se van abriendo hacia la derecha formando triángulos, rombos y romboides de diversos colores; en conjunto, estas líneas asemejarían caminos entrecruzándose; el conjunto de figuras y fondo adquieren diferentes proporciones conforme se rimensiona la ventana. La caja de título translúcida casi transparente, al igual que el panel lateral; y las hojas, también translúcidas, en menor medida que caja y panel, en color crema.
icono de la página de inicio, una casa en verde de las típicas del juego del Palé
Ocurecer o aclarar fondo Cambiar tipo de fuente de texto
Notas

Notas de edición



nemo








Notas sobre el Sitio


Desde el desván, este portal, no intenta ser una especie de diario que se proponga cubrir las noticias del día, ni un blog, sin que tenga nada contra ellos, que cuando salga de mi aislamiento, cuando exista la posibilidad de comunicación con mis lectores lo abriré, que es gratificante e imprescindible ese contacto, que es lo que posibilita seguir una senda creativa; pero, en concreto, este portal es un espacio en el que voy publicando los trabajos y artículos que me van surgiendo, no trato de agregar apuntes para mantener la inquietud en sus visitas y el último apunte no borra los anteriores. Es un trabajo que habría que valorarse en su conjunto, en el que todos los apuntes y todas las hojas forman parte de un mismo trabajo, un trabajo que está abierto. En Wikipedia publiqué Perros sin collar, un trabajo narrativo en el que hice el esfuerzo de publicarlo de manera inmediata, tal y como lo iba creando; y con el mismo esfuerzo publiqué aquí Ventiseis. En cierto modo, el portal en su conjunto responde al mismo intento, y las ideas van surgiendo como van surgiendo, y así las plasmo el él.

martes, 30 de octubre de 2012

Término:

Queda la tarjeta de introducción de La Navaja de Ockham y agregar los artículos subidos a Wikipedia, probablemente también quede ordenar o corregir algo, y dar forma a esta conclusión, pero considero que el sitio cubre una etapa y que la etapa ha concluido.

Con seguridad, a este sitio seguirán nuevos desvanes, nuevas navajas de Ockham y nuevos diarios, pero en ningún caso serían una continuación de estos. Poco a poco iré haciendo efectivo este cierre.

22 de febrero de 2012 (6:42).

Ayer, apresuradamente, di por cerrado el sitio. El libro De Cabrones y otras Malas Hierbas sí está definitivamente cerrado. El sitio, tal y como hoy lo veo, siempre permanecerá abierto, aunque en algún momento considere el abrir otro. La intención era dotar de unidad a lo escrito en estas tres últimas semanas, algo que sigue en mi mente y que llevaré a cabo cuando encuentre la forma que consdidere más conveniente, porque desde el desván y La Navaja de Ockham siguen también abiertos.

Tengo pendiente la recuperación de trabajos, unos son los borrados en Wikipedia que en casos no tengo copia y que cuando vuelvan a ser mios encontrarán un lugar en el sitio; también existe un cuaderno de poemas y otra serie de trabajos. Cuando los recupere, intentaré darles un mínimo de coherencia y subirlos igualmente. Probablemente a estas alturas haya alguien que no entienda que mis trabajos son muy importantes para mí; otra cosa es que no haya podido impedir mi expolio y no me haya desesperado por ello. Cuestiones de supervivencia. Saludos a todos.

Hoy 23 de febrero de 2012 me dispongo a abrir otro libro: Ventiseis. No tengo muy claro cuál será su contenido y su tono. Quisiera que fuese de un tono desenfadado, a ver si puede ser.

Posibles fallos

Como las tarjetas que no aparecen en la página de inicio: "Veintiseis" y "Notas de edición".

El tema es el siguiente: trabajando voy corrigiendo errores, por lo que constantemente el archivo va modificandose. El que subo es el último, el que ha pisado todos los anteriores; esto es, solo existe el que corre bien y que así he podido comprobar en mi computadora. Pero al subir este arcuivo a la web, el que sube es la versión anterior, esto es, un archivo que no existe y que fue pisado por la última versión del mismo. No es la primera vez, determinados archivos gráficos se actualizan dependiendo de donde los mueva.

Esto me hace pensar que estoy trabajando en una plataforma virtual y que el control de mi computadora lo tienen mis cabrones. Tengo fallos, pero pensar que algunos de estos fallos ya están corregidos. (23 de febrero de 2012. 7:18)

En este caso el error era mío, no subí el archivo de scrips. Pero las sospechas las mantengo, porque he observado irregularidades, como la de los archivos gráficos, o depurando aplicaciones de plataforma. (7:37)

Una muestra más del aislamiento al que soy sometido

Retiro los iconos que dan acceso a mensajes y correo. No he recibido ninguno y podrían ser utilizados para algún tipo de manipulación.

lunes, 03 de septiembre de 2012

Repongo el enlace a mensajes

Repongo el icono que enlaza a la página en la que se pueden depositar mensajes. No he recibido ninguno en todos estos meses, pero debo suponer que, al menos, aquellos que puedan sentirse molestos con mis artículos, manteniendo el icono, podrán enviar los mensajes que consideren oportunos y que quede constancia de sus desacuerdos. No garantizo responder a ellos, que apenas visito la página, sería perder el tiempo, pero sí es mi intención instrumentalizar una página que recoja los mensajes en un formato parecido al resto de páginas del sitio, entre tanto, si observara que comienzan a llegarme mensajes, abriría una página provisional y trasladaría esos mensaje a esa página, para que tengan parecida visibilidad al resto de páginas.

martes, 30 de octubre de 2012


Hoy he vuelto a revisar correo y mensajes, por si la situación había cambiado: ningún correo y 0 comentarios. Persisten en mi incomunicación.

lunes, 07 de enero de 2013

21 de noviembre de 2012

Mi intención para los días o semanas siguientes, no puedo hacer planes a más largo plazo, es la de intentar relajar mi ritmo de publicación. Estoy alcanzando un grado de hiperactividad que entiendo, no es saludable. Por otra parte, cuando me encuentro en estos estados de hiperactividad pienso que debería aprovecharlos, ya que también caigo en periodos en los que mis actividades son rutinarias y sin demasiado aprovechamiento; pero, otro pero, tampoco soy ajeno a que estoy sometido a programas de desinformación y de manipulación que, esto último, lo que persigue es precisamente eso, conducirme a estados de desequilibrio. Como mi propósito es el de resistir otros catorce años, catorce años renovables, este ritmo no lo soportaría. Pongo freno y en los días, semanas que siguen, procuraré limitar mi trabajo en el portal a publicar hojas que se podrían calificar de técnicas, relacionadas con temas que me impliquen emocionalmente lo menos posible, esto porque mi intención es la de resistir.


Repasando ortografía, sintaxis, tipografía

Ahora que iba a corregir De cabrones (VII), conforme he abierto la página, y en un primer vistazo, he visto un "Físico Teórico" en una de sus hojas. Nunca he sabido exactamente cuando utilizar mayúsculas o minúsculas en organismos, instituciones,... para acometer esta revisión que estoy llevando a cabo he procurado documentarme sobre su uso, aunque me temo que en casos no esté aplicando bien ese uso. También en ocasiones he utilizado las mayúsculas como medio de destacar la megalomanía y prepotencia de mis miserables, pero esto en los casos de Señor Ministro, Señor tal o Señor cual; aun con esto, no creo haber llegado a poner en mayúsculas: "Físico Teórico", y esto en un contexto que no denota megalomanía sino más bien apropiación. También, por lo que he visto, tiendo a utilizar mayoritariamente las minúsculas. Y otro también, encuentro muchas faltas tipográficas relacionadas con la "S", parece ser esta letra su obsesión, de hecho, es la letra que se borra en los teclados que voy utilizando, ya desde sus primeros usos.

Como también tiendo a evitar signos de interrogación y, sobre todo, de admiración cuando denotan exclamación, pero ahora me es inevitable: ¡Qué peñazo!

domingo, 23 de febrero de 2014

Palabras

Ahora, metido en una revisión general de mis artículos y apuntes, que quisiera limitarla a una revisión de la ortografía, sintaxis y faltas tipográficas, las más evidentes y hasta donde mis conocimientos y mis limitaciones me permitan, observo otra manipulación que pueda estar circulando: también se valen de las palabras. También se valen de aquellos vocablos, calificativos y peculiaridades en la redacción de artículos que pudieran considerarse característicos míos, propios de mi forma de redactar. También en este caso las palabras y los detalles en la redacción de mis artículos son anteriores al significado que posteriormente puedan dar a estas palabras y otras peculiaridades de mis trabajos.

Esto independientemente de otro carácter de mis escritos en relación a sus claves, señas y contraseñas: no las tengo en cuenta cuando me enfrento a un trabajo, no las puedo tener en cuenta porque en ese caso, casi me sería imposible desarrollar algún trabajo. Primero porque en muchos casos desconozco el significado último de estas claves, pero aun conociéndolo, procurar evitar estas claves sería darles carta de naturaleza y limitarme yo mismo al enfrentarme ante la redacción de cualquier artículo o realizar cualquier trabajo; también se iniciaría todo un juego de claves y señas que trataría de condicionarme aun más; de hecho, actualmente, estarían surgiendo un sinfín de aparentes señas y claves para oscurecer la existencia de las que sí lo fueron.

Pero sí, siempre que he podido también he hecho uso de esas claves y señas conscientemente, como provocación e intentado que quede constancia de ellas. En mis artículos convivirían las claves y señas de aquellos que me mantienen en esta situación de cautiverio y secuestro, como inevitables, no tenidas en cuenta por mí o, incluso en casos, ignorante de ellas; así como utilizadas conscientemente intentado que quede testimonio de ellas y como instrumento de provocación.

Entiendo que en los últimos años intentan una y otra vez escenificar enfrentamientos entre unos y otros que justifiquen mi situación de estos quince años, e intentan encuadrarme a mí mismo en una de estas facciones, que a lo largo del tiempo no son las mismas facciones, que las van configurando y reconfigurando según las anteriores van cayendo.

—Ya, comprendido, no es tan complicado, ahora estamos en bueno-malo, trabajo me ha costado. ¿Y qué papel me ha tocado a mí?

Ubicándose - Rincón del vago (21 de junio de 2013)

lunes, 24 de febrero de 2014

Errores y faltas

En mi revisión encuentro errores recurrentes y echo en falta algunas frases, me referiré a esas frases que mantengo en la memoria como escritas y no he detectado en la revisión que vengo efectuando. Entiendo que únicamente se trataría de frases. Aunque pueden haberme pasado desapercibidas, una viene al caso, la frase sería algo parecido a esto: Dado su capacidad de manipulación, debo esperar hasta el último momento para plantear la denuncia, y con esto, que se me crea, corro muchos riesgos.

Se encuentre esta frase y me haya pasado desapercibida, o no, es así, corro muchísimos riesgos porque debo esperar a que la manipulación de la cara, esperar todo lo posible para procurar que, aunque mínimamente, su denuncia sea creíble.

miércoles, 26 de febrero de 2014



También, entre otras frases, echo en falta otra relacionada con mi actitud ante posibles difamaciones que correrían a mis espaldas, la frase venía a decir que: no voy a contestar a supuestas difamaciones que lo serían (lo son) o serían métodos para amedrentarme. Ahora la amplío: Sería también como ponerme de rodillas. Esto último lo puede entender cualquiera. 27/02/2014



Resistencia resistente

Inicio de edición

El 13 de marzo de 2012 inicio la edición de este libro, la primera hoja puede demorarse un poco por mi intención de documentarla, aunque sea mínimamente, lo que puedo alcanzar desde mi aislamiento. En todo caso no será más de uno o dos días.

22 de octubre de 2012

Es 22 de octubre, son casi las tres de la tarde, hace más o menos media hora que me he levantado, y comienzo a tomar el tono que me permite ponerme frente al teclado y escribir estas líneas. Me es difícil mantener unos horarios y dormir en forma y modo que me permita mantener un día a día normalizado.

Esta última etapa se caracteriza por el régimen de drogas al que estoy sometido, bueno siempre se me ha suministrado drogas durante estos catorce años, excepto cuando pensaban que las drogas las ingería voluntariamente por prescripción médica. Pero desde hace algo más de un año, desde septiembre de 2011 toda la actividad que desarrollan alrededor mío la ha apoyado principalmente las drogas. Una estrategia que siempre han utilizado ha sido la que denomino "montaña rusa", crear en mi una montaña rusa emocional que me llevase de momentos de euforia a momentos de depresión, y aunque en casos lo han conseguido, no con los resultados que ellos buscasen y, pareciéndoles insuficiente, han recurrido a las drogas para provocar en mí esos estados de euforia y decaimiento. Durante estos últimos doce meses, y atendiendo a los síntomas que me he observado, siempre diferentes, experimentando con todo tipo de drogas y cócteles; a días de atontamiento y somnolencia le siguen los de euforia, a cinco o seis día en los que permanezco amodorrado le sigue otro de sobreexcitación en el que no alcanzo el sueño hasta pasadas 40 o 48 horas de vigilia.

En todos los casos me es difícil completar un ciclo de sueño normal, nunca he tenido problemas de sueño, y he podido pasarme muchas horas despierto, pero cuando me he tumbado en la cama, he dormido con total normalidad las horas necesarias para reponerme, de un tirón, siempre de un tirón, sin mayores problemas. Esto no me es posible ahora, que después de una vigilia de 38 o 40 horas me despierto trascurridas dos o tres horas de sueño.

Y he observado, ayer fui plenamente consciente de ello, que el aturdimiento se produce tras completar un ciclo de sueño, que completado ese ciclo, un ciclo que se completa en varias etapas y que también he observado, en el que no sueño, no al menos sueños estructurados, es cuando se produce el aturdimiento, me cuesta horas el salir de él, y con esfuerzos, hay que intentar salir de él conscientemente, esforzándose en mantener una alta actividad intelectual. Como esforzarse durante el día en mantener esa actividad mental para no caer en el aturdimiento y la somnolencia

Y por qué este apunte, porque el cuerpo humano se acostumbra a todo, porque con el tiempo se asume que nuestro estado físico responde a la normalidad, que son los años, que si perdemos movilidad, si perdemos reflejos es por la edad, y este apunte me servirá de recordatorio.

Soy consciente que estas agresiones no son gratuitas, que son la cobertura de sus intentos de manipulación. Y también he observado que intentan ir por delante de mi actividad. Los apuntes y las hojas se van incluyendo en el portal de modo, en muchos casos, espontáneo, pero en otras ocasiones son el resultado de materializar apuntes previos, mantengo unos guiones de tareas pendientes; ya que carezco de capacidad retentiva, es mediante esos apuntes como retengo las ideas que me van surgiendo y las tareas que considero pendientes. Tengo apuntado como pendiente, entre otros proyectos, abrir un nuevo libro sobre accesibilidad e integración, donde esboce los proyectos que durante estos años he ido pergeñando sobre equiparación. Y eso se ha traducido en los medios de comunicación, estos últimos días asisto a un bombardeo de informaciones, reportajes, incluso promociones sobre accesibilidad e integración. Sus fines perseguirán, que para esos son profesionales y los profesionales saben cómo desarrollar su profesión, y también las malas artes del gremio.

Nada ha cambiado en estos años, secuencialmente desarrollan sus campañas, he vívido las de hace catorce años y vivo estas, las de los últimos años. Una bendición estas últimas, que nada tienen que ver con aquellas. Desde los medios de comunicación conocen su poder, se sabe, al menos yo sé de su capacidad de manipulación, y no dudan en ejercer esa capacidad. Sé que abuso de los proverbios, pero cómo se podría expresar mejor: lobos con piel de cordero.

Otro también.- Si queréis reconocer a mis cabrones, si teneis algún interes en ello, buscarlos en aquellos que siguen y sigan mi estela, se les reconocerá por su artificiosidad casi teatral.

(pasado a Mis cabrones y otras malas hierbas el 24 de octubre de 2012)


VentiSeis

Inicio la edición, todavía no tengo claro lo que saldrá, que formato tendrá. Por el momento estoy intentando agarrar el tono. (24/02/2012)

Ahora, a media edición

Se inició sin saber a dónde conduciría, ahora parece que, avanzada ya su redacción puedo ver más o menos como ha evolucionado, y un poco explicar mi intención al continuarlo.

El objetivo fundamental cuando me planteo la redacción de un párrafo es que cada frase tenga múltiples lecturas. Está claro que eso no lo consigo. Mi planteamiento en estos momentos es seguir por ese camino, improbable que esto sea así en todas, pero el objetivo es ese; pensando que cuantas más posibles interpretaciones puedan tener, más amena puede ser una lectura compartida. En mi situación, sin poderme defender de las críticas, podrían surgir lecturas interesadas. Les digo que sí, que es probable, que no digo ni que sí ni que no, que todo lo que se quiera imaginar que se imagine, aunque esto signifique que pueda estar caminado sobre barriles de pólvora, pero voy a procurar no restar amplitud al trabajo, porque lo que quiero es que la interpretación de uno pueda ser diferente a la de otro, y como autor, debe entenderse que es imposible que me identifique con todas las posibles lecturas.

Sobre los personajes, la intención era que permanecieran indefinidos en lo posible, como así creo que ocurre en su inició, pero se están definiendo sus rasgos más de lo que quisiera, y mi intención es apartarles de unas características tan marcadas. 1/03/2012 (6:21)



Mis trabajos, vuestras manipulaciones

Es la historia de estos catorce años, yo procurando trabajar y vosotros manipulando.

No puedo prolongar un trabajo más allá de un determinado momento, aquel en el que advierto que mi trabajo se está manipulando. Lo he confirmado, El Rincón del vago es objeto de vuestras manipulaciones, de vuestras miserables manipulaciones, y lo debo abandonar. Ayer lo dejé en suspenso ante la sospecha, hoy, confirmadas vuestras miserables manipulaciones, lo abandono, lo doy por concluido; y como en otros casos, queda inacabado. Esta es mi historia, la historia de mis trabajos durante estos catorce años; no solo debo trabajar en unas deplorables condiciones emocionales, sino que debo permanecer en alerta para escapar de sus miserables manipulaciones.

viernes, 23 de noviembre de 2012




Palestina, siempre Palestina.

Esta nota surge incluso antes de la existencia del propio libro. Explica esa intención de abrirlo y escribirlo.

Su motivo es el de contribuir a que se de visibilidad al genocidio del pueblo palestino y apoyar los intentos por que este genocidio pare.

No se trata de un genocidio que se dio y se intente ahora rehabilitar a las víctimas, es un genocidio que se está dando, que tiene su origen hace décadas y que continúa con un goteo, no tan goteo de víctimas, y que hay que detener. El libro, intento que sea un apoyo activo para acabar con este genocidio, esta limpieza étnica.

No sé cuando lograré iniciarlo ni cómo lo iré completando. El motivo del diseño lo tengo más o menos decidido, sería la silueta de Palestina. No encentro mejor homenaje hacia el pueblo palestino, un pueblo que ha perdido su tierra, que la silueta de su tierra. También, sería un homenaje a Yasir Arafat, que siempre llevo en su pañuelo, en su Kufiyya, su tierra. El diseño, y con ello el libro abierto, podría quedar terminado mañana o en unos días. La intención es ir sumándole hojas, pero podría pasar que esto se demorase o no tuviese el acierto suficiente como para irlo completando; todo sería por incapacidad mía. Digo esto porque no escribo cuando quiero y lo que quiero, sino lo que puedo cuando puedo, y esto no debe significar que mi reividicación se resiente. Mi reivindicación: que se restituyan a Palestina sus tierras y se dignifique a su gente no es una reivindicación intelectual, Ética, que fuese utópica; pienso que es una reivindicación realista y razonable y justa, considero, la única que daría solución al problema, la única que pondría fin al genocidio. Sería su fin, porque este, desde ese momento, quedaría frustrado.

Pienso también que es imprescindible que Palestina recupere su tierra y sus gentes rehabilitadas para posibilitar un entendimiento más amplio.

Pienso sinceramente que en ese conflicto "occidente" estamos jugando como agresores. Puede pensarse que el conflicto de Palestina es un conflicto que se prolonga en el tiempo por su complegidad, ha sido y es compleja su resolución, pero pienso que ha sido la falta de voluntad e intereses geoestratégicos de "alta política", en la que el pueblo palestino nada contaría, lo que ha imposibilitado su resolución. En contra de la aceptación de una situación que es injusta estan mis ojos, los ojos de todos los que han visto y ven como se está perpetrando el genocidio, como no para el genocidio, que algún día forzarán a que se diga basta. Otro conflicto, entrecruzado, que podría parecer menor, sin conexión con el genocidio del pueblo palestino, pero que no es ni menor ni insignificante y que sirve para intuir el por qué uno y otro no se reuelven: Guantánamo: no existen argumentos que lo justifiquen. Son dos conflictos que es desde Occidente desde donde deberán resolverse. Occidente no puede cerrar los ojos ni al sadismo que sufren los secuestrados en Guantánamo ni al genocidio que sufre el pueblo Palestino. En total una parte ínfima de lo que es la geografía política internacional, pero pienso que dando solución justa a esa pequeñísima parte, se estaría en disposición de encontrar un entendimiento amplio, tampoco estoy hablando de un entendimiento entre agresores y agredidos, pienso que podría ser un entendimiento global, porque sería la muestra de que las relaciones internacionales habrían reorientado su rumbo.

El libro iniciará su marcha e ignoro a qué ritmo, si se paralizará o no. No tengo ni oficio ni estabilidad emocional que me permitan una labor continuada, nada tendría que ver con mi convicción de que debe detenerse el genocidio del pueblo palestino.

sábado, 24 de noviembre de 2012




desde el desván

Actor o protagonista.

Ambos términos admiten dos acepciones, el que actúa, el que hace posible un acontecimiento y el que interpreta un papel. Lo normal en la construcción de muchas frases es utilizar el término "protagonista", mientras que mi preferencia es la del término "actor", menos frecuente. Mi preferencia por el término "actor" es porque considero "protagonistas" un término valorativo, en cierto modo excluyente, mientras que el término actor o actores de un acontecimiento o hecho, lo considero objetivo. Es el que he usado en la hoja "La serenidad noruega". Es una cuestión de preferencias, y es muy difícil, prácticamente imposible, en cualquiera de los dos casos: "actor", "protagonista", atendiendo al contexto, que se cree confusión sobre su acepción. (26/11/2012)


Parejas intrasexuales y paternidad

Hoja subida el 17 de diciembre, digo subida porque me valgo de una utilidad que sube automáticamente los archivos modificados y no me dio error en su momento. Hoy día 20 de diciembre la vuelvo a subir manualmente.

jueves, 20 de diciembre de 2012






Serie Muñecas

Ellos se habrían conformado con mi primer trabajo de seis o siete páginas de hace catorce años, todo lo demás les ha venido mal. Con todo, he procurado continuar trabajando en los momentos que me ha sido posible, aun con los años que he pasado en estado casi catatónico, pero estos dos o tres últimos años he ido sobreponiéndome a su acoso y, aun en unas condiciones lamentables, los trabajos van saliendo.

Estos últimos meses, entiendo que han sido muy productivos, pienso que he logrado esbozar varios trabajos de carácter tecnológico y me han ido surgiendo hojas de carácter social y sociológico en las que pongo esperanzas, confío en que puedan contribuir a mejorar las relaciones entre personas y sociedades.

Las condiciones en las que trabajo son deplorables, debo sobreponerme a las intimidaciones, a los intentos de doblegarme, debo sobreponerme al conocimiento de que mis trabajos se roban, que me mantienen en condiciones de esclavitud, y debo mantenerme alerta a sus manipulaciones y a sus intentos de desacreditarme. Debo procurar que mis trabajos no se vuelvan contra mí, que pergeñar un ingenio, siendo apetecible a mis negreros, sirva para dificultar que recobre mis derechos humanos. Debo procurar que no se me robe, para que estos robos no justifiquen el mantenerme en esta situación. Debo procurar que mi secuestro no les sea rentable, que no les sea fácil robarme y que les resulte insostenible mi secuestro. Y debo defenderme de sus manipulaciones e intentos de desprestigiarme. Trabajo en unas condiciones deplorables.

Página de un cuaderno en la que se muestra apuntes a mano, crípticos, y un

De los robos, en casos, me defiendo encriptando las invenciones, procurando que mis negreros no tengan acceso a ellas. La página que acompaña a la hoja muestra alguno de mis intentos de plasmar las posibles innovaciones de modo que pueda recuperar la idea cuando llegue el momento, procurando que no se tenga acceso a esa invención o innovación, para evitar su usurpación. No siempre me es posible porque las ideas no avanzan si no se desarrollan mínimamente, si no se van plasmando en bocetos y apuntándolas mínimamente: el primer esbozo de CVs ocupa cinco cuadernos, sin esos apuntes no podría haber plasmado mínimamente la idea, la habría perdido. Pero aun sabiendo que mis trabajos están expuestos al expolio, no puedo renunciar a dejarlos plasmados aunque sea mínimamente.

También, en la mayoría de los casos, accedo a mis trabajos a través de una verbalización previa: me los repito, los repito a las paredes una y otra vez durante un tiempo. Un día surge la idea, a la semana siguiente esa idea va tomando forma, y en casos pueden pasar meses hasta que la idea toma cuerpo, ya sea para apuntarla en alguno de los cuadernos en el caso de invenciones o publicarse en una hoja en los casos de los trabajos de comunicación. En muchos casos estos trabajos de comunicación han sido cantados en varias ocasiones, y es una noticia o algún otro desencadenante lo que permite que el tema tome cuerpo en mi mente. En muy pocos casos mis trabajos surgen y se plasman de manera inmediata.

Digo esto porque son profesionales, ellos son los que confeccionan la programación y deciden qué reportajes dar y cuándo darlos, y pueden adelantarse a la publicación de mis hojas y mis trabajos, y utilizar esa capacidad de adelantarse a mis publicaciones para sus manipulaciones. Hoy voy a comenzar un trabajo fotográfico: Muñecas, serie de composiciones al modo de Miradas. Desde hace algo más de una semana he ido haciéndome con los objetos que me servirán para este trabajo, y también he ido plasmando alguna de estas series en rudimentarios bocetos. Habrá quienes no deberán hacer ejercicios de adivinación para conocer más o menos cual será la factura de este trabajo.

martes, 18 de diciembre de 2012




Lenguaje y sexismo

Editando la página Episodios mentales, he advertido (más que en otras ocasiones) lo difícil que es redactar escapando del sexismo, es imposible. El lenguaje no es inocente, responde a procesos ideológicos y el sexismo está tan arraigado, lo arrastramos desde tan lejos, que yo al menos me siento impotente para tratar de escribir sin seguir proyectándolo hacia el futuro. Porque es eso lo que hacemos cuando escribimos con unas pautas incorrectas como lo son todas las referidas al sexismo en el lenguaje. Lo planteo como una reflexión, porque no veo cual pudiera ser la solución. Quizá, el saber que escribiendo con estas pautas, lo que hacemos es aumentar su consolidación, sería un primer paso.

Lenguaje y sexismo, nemo en Wikipedia

Acabo de corregir las últimas hojas que he publicado, intentando adaptar su redacción a unos mínimos requisitos de género. En este sentido vale lo que ya manifestara en mi página de usuario en Wikipedia. No es fácil modificar los hábitos del lenguaje e intento hacer lo que puedo, pido que se me disculpen las faltas de género, más sin la posibilidad de comunicación con las lectoras, porque estos cambios de hábito deberían ser colectivos y que el tiempo decidiera sobre las mejores opciones.

En todo caso, la sustitución del masculino por el femenino, por ejemplo: "las trabajadoras" en lugar de "los trabajadores", no es gratuita y supone una elipsis de "las personas trabajadoras" y pienso que es gramaticalmente correcto, otra cosa es que se extienda, que es o debería ser el uso lo que condicionase las normas del lenguaje.

28 de marzo de 2012.




Ortografía y sintaxis

Procuro escribir con buena ortografía, esto no permite pensar que tenga una buena ortografía. En mi opinión el lenguaje escrito va por detrás del lenguaje hablado: se altera la pronunciación y más adelante el lenguaje escrito debería recoger esos cambios. Por ejemplo, el uso de la "j" y la "g", que ya fuera caballo de batalla de Juan Ramón Jiménez; o más reciente, el uso de la "b" y la "v", que dejó de pronunciarse hace unas décadas; o el uso de la "h", casi olvidado cuándo se olvido de pronunciarla. Cuando era joven o adolescente, edad en la que uno es radical en sus planteamientos, me negué a escribir con ortografía, me negué a aprender las reglas ortográficas; por dos motivos: la consideraba absurda y absurdo estudiarla, y porque en aquel tiempo, pienso que todavía hoy, era habitual que se usase para señalar a las personas de incultas; consideré que se usaba para pavonearse de culto, para marcar diferencias entre los que habían estudiado y los que no (en al país desde donde escribo, en aquel tiempo no todos podíamos estudiar), para menospreciar a aquellos que no escribían con una correcta ortografía, lo que era lo mismo que menospreciar a colectivos a los que les era imposible estudiar. En mi adolescencia, durante un tiempo, me valí de una rudimentaria ortografía alternativa, esto hizo que por mucho tiempo, una vez abandonara esta, el mismo vocablo lo escribiese de una forma y dos renglones más abajo de forma distinta. Otra característica mía es la de escribir muy deprisa, procurando plasmar lo esencial de aquello que quiero transmitir. Pero lo más importante es que no cuento con una formación académica y para colmo soy disléxico, puedo pasar por encima de una falta ortográfica o tipográfica cuarentaiuna veces y no la veo. Todo se junta, y mi preocupación es que en las hojas exista el menor número de faltas posible. Estos esfuerzos porque en las hojas existan pocas faltas ortográficas y tipográficas no es por buscar el perfeccionamiento personal1 sino por respeto al medio; la Red no es un medio de comunicación de segunda clase, apuesto por la Red como el fundamental medio de comunicación del presente y del futuro, y mis esfuerzos es publicar con la mayor pulcritud, asumiendo una labor para la que no estoy capacitado; debería existir entre mis escritos y lo publicado un corrector de estilo; pero por hoy ni yo me puedo pagar un corrector de estilo ni todavía en la Red existen las estructuras que apoyen la labor de los escritores. Todo llegará y entre tanto hago lo que puedo.

Otra cosa es la sintaxis, que pueden existir faltas, principalmente de concordancia (no las de género que no las considero faltas), por la premura de mi escritura, comienzo la construcción mental de la frase de un modo y la termino de otro, también por mi falta de formación académica; pero fundamentalmente porque mi sintaxis es tan simple como: ¿es efectiva, se lee bien, supone un énfasis que me interesa para dar expresividad? Si se lee bien y pienso que remarca la expresividad que pretendo, aunque contradiga las normas de la sintaxis, me sirve.

Y vuelvo a la ortografía. Me sigue pareciendo un arma en manos de clasistas y sigo pensando que se ha abandonado la actualización del lenguaje escrito, no se pone en consonancia conforme el lenguaje hablado va evolucionando, y la no actualización responde a motivos ideológicos, clasistas: los que deberían hacerlo evolucionar se sintieron, se han sentido y se sienten muy cómodos con esa dificultad que los diferencia. Transcribir el lenguaje hablado atendiendo a su sonoridad, hoy, después de tanto tiempo sin ser actualizado choca a la vista, pero algún día habrá que empezar.

domingo, 09 de diciembre de 2012


↑ 1.- Si fuera por mí, solo por oírles rebuznar, cometería diez o doce faltas de ortografía seguidas, intencionadamente o no.




El artesano y los arquitectos

Cálculo de la velocidad de móvil a móvil

Trabajando en las condiciones en las que trabajo, totalmente aislado, en este ingenio del cáculo de velocidad mediate un método fotográfico, como en otros muchos casos, no debería pasar del primer esbozo, la primera intuición, tan solo lo que queda descrito en las notas de los cuadernos para fijar la idea.

Una vez surge la idea, para comprobar su viabilidad debería contactar con unos y otros, especialistas en aquellos campos que interviniesen en el desarrollo del primer prototipo. Solo después de esto debería ofrecer datos concretos y apostar por su viabilidad.

Esto me habría sido posible si no se me hubiese mantenido secuestrado, imposibilitándome que sacara adelante mis primeros ingenios y manteniéndome aislado. Con los primeros desarrollos hubiese contado con medios para avanzar en los siguientes, lo que me habría posibilitado desarrollarlos conforme han ido surgiendo. Así, aislado, debo conformarme o debería conformarme con apuntar la primera idea. Aventurarme a ofrecer datos concretos sin haber consultado con especialistas, incluso dar por hecho su viabilidad, es apostar por una intuición que antes debería confirmarse.

Incluso en mi situación, podría conformarme con eso, apuntar las ideas que fuesen surgiendo para desarrollarlas una vez lograse la restitución de mis derechos humanos. Sería una alternativa, siempre que no se me robaran estas ideas para ponerlas en manos de "los arquitectos" y tuviese la seguridad de que los cuadernos no me van a desaparecer como ya desaparecieron tres blocs de ochenta hojas, junto con otro block con inquietudes de mi juventud; sumale también poesía, sketchs de teatro, escritos de juventud, los primeros acercamientos de la contestación a la Teoría de la Relatividad, asi como otros muchos borradores. Y estoy refiriendome solo a robos, no hablo de modificaciones, manipulaciones y defenestraciones de trabajos que en mis miradas a trás noto, se van produciendo.

Se lleva catorce años entorpeciendo mi labor (es una forma suave de decirlo), y esto se debe al empeño de usurpar mis trabajos, obligarme a dejarlos como meros esbozos, en muchos casos presionando con todos los medios para que estos ni siquiera surjan, ya que en su altura de miras les valía con unos primeros, catorce años impidiendo mi trabajo para dar tiempo a que los arquitectos hagan su "labor".

domingo, 31 de marzo de 2013

Volver a Cálculo de la velocidad (método fotográfico)




Montón de Barato

El 14 de abril inicié la novela Montón de Barato, hace un par de meses.

Mi intención era avanzar en su escritura la menos en una o dos páginas diarias. Pasada una semana de su inicio, cuando quedaron definidos los personajes, iniciada mínimamente la trama y encontrado el desenlace, calculé que en un par de meses estaría acabada, hoy han pasado esos dos meses y no está acabada.

Ya lo he expresado en otras ocasiones, no puedo emprender un trabajo que se prolongue más allá de tres o cuatro días, porque mis miserables aprovechan para hacer polvareda, aprovechan, siempre han aprovechado mi trabajo para sus manipulaciones, también siempre se me ha intimidado para evitar que termine mis trabajos, más allá de trabajos de dos o tres días, estos quedan inacabados, tarde o temprano la presión que se genera acaba por impedirme acabarlos, trabajos que podrían parece acabados no lo están, como ejemplo pongo Pkes serie Espejo una narración gráfica infantil que aparente está acabada, pero faltan veinticinco o treinta fotos una vez los perrillos, de vuelta, atraviesan el marco. La mezquindad y el provincianismo de mis miserables generaron tal ruido de fondo que impidió que concluyera la serie, como tantos otros trabajos que van más allá de de la inmediatez.

Montón de barato está planteado para ir publicándolo tal y como lo voy escribiendo, de forma inmediata. Esto implica que lo que se publica es mi labor de escribir, no se trataría de publicar una novela por entregas sino publicar mi forma de escribir, publicar el resultado de mi escritura tal y como va surgiendo.

Cuando se está escribiendo una obra de creación literaria, al menos para mí, es importante escribir al menos una página al día, esta es la manera de que me enfrente a su escritura venciendo el miedo a la "página en blanco" que se da cada vez que te pones frente al teclado. Cuando dejas de escribir uno o dos días, me cuesta tres o cuatro días el volver a ponerme frente al teclado, porque debo retomar mentalmente a los personajes y la trama. También, durante el tiempo que te lleva escribir la novela debes contar con un entorno tranquilo que te permita dialogar con los personajes, retener la parte de la trama ya escrita y que surjan las diferentes peripecias que conduzcan al desenlace.

Estoy acostumbrado a trabajar con ruido de fondo, pero el ruido que mis miserables han generado es excesivo, me ha impedido avanzar en la novela durante ya más de una semana, y el ruido va en aumento. La novela está ya perfectamente planteada y la voy a acabar, quedan más o menos unos treinta o cuarenta páginas, pero el trabajo que resta es más ir recogiendo peripecias ya iniciadas que imaginar otras nuevas. Lo que no quiero es redactar estas páginas que quedan sin enfrentarme a ellas con el suficiente sosiego que requiere esta labor.

Mi firme compromiso es acabar Montón de Barato, afrontando su redacción lo antes posible, pero el parón se va a prolongar hasta que los decibelios del ruido de fondo bajen, esperaré a que mis cabrones gasten su provincianismo y sus miserias, será entonces cuando me ponga nuevamente frente al teclado para dar termino a la novela.

lunes, 17 de junio de 2013




Feria y Fin de Feria

En estas semanas he cubierto la Feria del Libro de esta ciudad desde la que escribo, como fotógrafo aficionado, o como Alesco, según se quiera, esta sería una manera de construir el personaje, meterse en su piel.

Hay que callar, por guardar un mínimo de elegancia, pero al margen de la finalidad de este trabajo, la de que me sirviese para Montón de Barato, no he podido por menos que gastar un mínimo de ironía con los personajes, y hay que ser elegante y no contar lo vivido, al margen de lo que ocurriese a mis espaldas, hay que ser elegante y no narrar lo vivido frente a estos personajes; pero aun procurando una mínima discreción, no me resisto a comentar una sensación vivida, mi sentimiento de culpa, la mala conciencia de estar abusando, la realidad de no encontrar frente a esa ironía y sarcasmo de los que no pude deshacerme, no encontrar frente a mí a alguien a la altura de las circunstancias. Acabé el trabajo con la mala conciencia de pensar que había abusado de pobres personas.

El trabajo creo que me ha quedado bien y que me da buen servicio, el de ilustrar Montón de Barato como era mi intención al plantearlo.

lunes, 17 de junio de 2013

Ahora voy a ver si me despejo un poco dando una vuelta entre barracones por esta ciudad desde la que escribo. Digo entre barracones porque esta es una forma de decir que esa ciudad es mi campo de concentración.




Ironía y tipografía

Mi condición de disléxico y los efectos secundarios de las drogas que se me han suministrado durante largas temporadas y se me suministran, me conducen a numerosos errores tipográficos. Un error tipográfico puede ser el cambio de una "i" por una "u", también algo que me ocurre con mucha frecuencia, que la pulsación de una tecla con una mano se adelante a la pulsación de la tecla anterior con la otra mano, frecuentemente me ocurre que "frecuentemente" quede escrito como "frecuentemnete", estos errores, en mí son frecuentes y unos probablemente consecuencia de una dislexia sufrida (la sufrí como consecuencia del cambio de mano, soy zurdo), pero la mayoría de ellos son nuevas adquisiciones; como ya digo, consecuencia de las drogas que se me suministran sin mi conocimiento. Pero ni siquiera soy dueño de mis errores tipográficos, porque si bien puedo admitir el cambio de una "i" por una "o", lo que me resulta difícil de admitir es que como error tipográfico cambie una "o" por una "e", estos casos me hacen dudar que se trate de errores tipográficos.

En mis escritos los errores tipográficos no pueden tomarse como muletas irónicas, porque el error tipográfico lo considero un recurso fácil y sin sentido. No la utilización del lenguaje, incluso la falta ortográfica, que suelo utilizar en aquellas páginas que se prestan a la ironía, o que principalmente son ironía y sarcasmo. El cambio de acento de una palabra que permita varias interpretaciones, palabras que admitan varios significados, incluso una falta ortográfica (aunque la mayoría sean por mi mala ortografía), sí los considero válidos para mí como instrumentos que permiten construcciones ambiguas que se presten a la ironía y al sarcasmo. En estos casos son instrumentos que se encuentran dentro de un marco y su uso requiere un esfuerzo, por el contrario, usar el error tipográfico, al no estar limitado por ningún marco, lo consideraría simple y poco elaborado.

Al considerar la ironía y el sarcasmo como un ejercicio mental, procuro huir del chiste fácil y también del recurso fácil, el error tipográfico es un error tipográfico que se da, en mí con mucha frecuencia, pero que queda como tal, como error y errores tipográficos.

jueves, 20 de junio de 2013

Persisten las faltas tipográficas imposibles. Esta semana no os he llamado precisamente bonitos, me imagino que algo tendréis que hacer.

jueves, 13 de julio de 2013



El gato de Schrödinger

Por mis especiales circunstancias me veo obligado a hacer compra con bastante asiduidad, como me veo obligado a acometer trabajos que pueda desarrollarlos en el momento, a lo sumo trabajos que no deba mantenerlos abiertos más de dos o tres días y que no me vea obligado a tomar notas previas sobre ellos; como, igualmente, me veo obligado en mis paseos diarios a cambiar mi rutina cada cierto tiempo. Tienen pocos mimbres para urdir sus manipulaciones, aún así, con esos pocos mimbres lo procuran día tras día.

En abril inicié Montón de barato, un trabajo que me debería llevar varios meses, el primer trabajo de una cierta extensión que acometo desde hace años; con este trabajo me veo expuesto a sus manipulaciones, sería el paralelo de mantener como hábito tomarme un café o una copa en el mismo establecimiento más de tres o cuatro veces; el ambiente está turbio ya desde el primer día, pero pasando el tiempo se hace imposible mantener el hábito, por muy diferentes circunstancias, las que consideren en cada momento.

No voy a renunciar a mi paseo diario por el patio del campo de concentración; para mí Madrid es eso, mi campo de concentración, y mi paseo diario por sus calles mi paseo diario en el patio de ese campo de concentración; y la cantina de ese campo de concentración cualquier establecimiento que frecuente, porque ellos se encargan de manipular haya a donde voy para que así lo sea, procurando siempre que esté envuelto en el ambiente que ellos consideren para amedrentarme, intentar manipularme o para montar sus manipulaciones. No renunciaré a ese paseo por el patio del campo de concentración. No puedo renunciar a hacer la compra, ni puedo renunciar a expresarme en mi casa con entera libertad, a hacerlo en muchas ocasiones en voz alta, porque ello alivia mi aislamiento, aunque solo sea por ejercitar la garganta estando sometido a este casi total aislamiento; como tampoco puedo renunciar a tomar notas sobre la novela en la que estoy trabajando.

No voy a renunciar a avanzar en ella, aun siendo consciente de que de antemano se conoce, con mayor o menor acierto, sus diferentes tramas; que sobre un trabajo de varios meses, sin poder renunciar a las notas, las manipulaciones van a caer una tras de otra. Tampoco voy a renunciar al modo en el que la voy publicando, el tiempo dirá si esta forma de publicarla ha sido un acierto.

Las diferentes tramas pueden ser intuidas, conociendo las notas y más si se actúa en forma de granada, cubriendo varias posibilidades, dando luz, una vez publicado su desarrollo, a aquella que más se ajuste a la trama desarrollada. Todo esto lo sé; aun así, procuro no apartarme de la trama que en un principio me marqué y las tramas que van surgiendo.

Es una novela, y quien o quienes quieran ver referencias históricas, sí, las hay. Una, troncal, es la del diario del señor Bono, un diario, no una novela, y del que se desprende un delito grave, se podría empezar por ahí. Y otra, ha surgido en su desarrollo: la falsificación masiva de Arte y el expolio del museo del Prado, también se puede continuar por ahí.

Me había propuesto no interferir en la novela con notas de edición, ni siquiera comentar la presión a la que estoy sometido, esto último porque lo sobrellevo bien. Quería y quiero que la novela sea de los lectores; que yo, como autor, no la limite con posibles comentarios o posibles interpretaciones sobre la misma. Es una obra de ficción con personajes de ficción, aunque tampoco del todo; existen personajes y hechos que no son de ficción, como lo es José Bono y Alfredo Pérez Rubalcaba, así como el locutor Carlos Herrera, que saldrá reflejado en la trama de El gato de Schrödinger , y se sabe, como también se conocen determinados extremos de esa trama.

Todo esto para decir que continuaré trabajando en la novela, que más o menos está acabada, que únicamente falta ir cerrando los desarrollos abiertos e incluir alguno otro si surgiera, que parte está en notas y parte lo tengo memorizado en los propios desarrollos ya iniciados.

Y otrotambién: lo que me está costando trabajar en una novela, que no deja de ser una obra de ficción aun con las salvedades anteriormente mencionadas.

miércoles, 02 de octubre de 2013




Un tango

Para mí, España es mi campo de concentración y los españoles mis carceleros. Vuelvo a faltar a mi propósito de no comentar nada sobre mis trabajos, pero conozco que me encuentro entre trileros y no quiero darles demasiadas oportunidades.

En Montón de barato he procurado evitar toda referencia a mi campo de concentración, quisiera que de mi paso por este país desde el que escribo quedase la casa de los horrores, el local de los horrores y mis paseos por lo que considero, sin que sea una metáfora, mis paseos por el patio de ese campo de concentración, un paseo también de los horrores, porque se me agrede de todas las formas imaginables durante esos paseos (hasta la gilipollez de ir dejando caer frases y consignas para que las incluya en mis trabajos o me desvíe de ellos, que unas coincidirán y otras no. Los medios de comunicación otro tanto, en momentos inmediatamente posteriores, en lo que me va el ir al teclado, cuando apunto alguna nota o cuando han advertido mi intención; en otros casos tirando la caña. Y si se hace pensar otra cosa, los medios de comunicación los visito poco, mayormente noticias para orientarme dentro de la desorientación, gran parte del tiempo lo dedico a escuchar música, que hasta estoy perdiendo el gusto por la música clásica con los bodrios que me veo obligado a escuchar. Las redes sociales ni sé como entrar en ellas).

El barrio es imaginario, los locales y sus descripciones son imaginarios y las descripciones de vestuario son imaginarias, aunque sí he observado que a cada descripción de vestuario, días después las he encontrado por la calle*, delante de mí; pero lo mismo en la descripción del barrio, como en la de locales y vestuario, he excluido intencionadamente descripciones de locales existentes y vestuario que pudiera observar, eso por mi intención de que Montón de barato quede en lo posible desvinculado de este país desde el que escribo. Inevitablemente hay referencias a este país en las tramas, pero habría que tomarlas, o bien como referencias inevitables (José Bono y su Les voy a contar) o inserciones, también inevitables, de diferentes tramas, como el museo del Prado o el "Apóstol del árbol", que por otra parte, son metáforas muy descriptivas de este país desde el que escribo; siendo La editorial y los literatos, sin buscarlo, también una casi perfecta metáfora del panorama cultural de este país desde el que escribo, casi perfecta, que el panorama es desolador.

Llevo años que evito todo trabajo que se pueda relacionar con este país desde el que escribo, mi trabajo lo limito a mi más reducida celda y lo limito a un estudio de doce metros cuadrados, procuro que mis trabajos queden contenidos en esos doce metros cuadrados, doce metros cuadrados que podrían ubicarse en cualquier coordenada geográfica, para nada quiero que mis trabajos se relacionen con este país desde el que escribo, y en la concepción de la novela igualmente he intentado lo mismo; aunque sí existe una amplia referencia a Luces de bohemia, la obra de otro español, apátrida en vida para llegar a ser reconocido por este país desde el que escribo años después de su muerte. Por lo demás, la novela puede considerarse un tango, con su personaje principal, personaje de un tango.

A este país desde en que escribo solo le debo amarguras y es mi intención devolverle solo y exclusivamente amarguras.**

domingo, 06 de octubre de 2013


**.— Nunca daré un paso atrás. Cada minuto que paso en esta situación, expuesto a todos aquellos a los que denuncio, a aquellos a los que exijo una reivindicación, lo considero una nueva agresión, más de lo mismo, la prolongación de estos quince años, con unos canallas persistiendo en sus agresiones e intentado quedar impunes, con unos aflojado y otros apretando, veasé el anuncio de Avecrem. No existe ninguna posibilidad que considere a España otra cosa que no sea mi cárcel, no mantengo ninguna raiz en España, jamás consideraré a España mi país y jamás renunciaré a la Justicia, a que aquellos que me han agredido, que me agreden y que seguirán agrediendome, pagen por sus delitos, es lo único que me une y que siempre me unirá a España, la lucha por mi derecho a la Justicia, así que pasen quinientos años.


Pasado y ampliado en: De Cabrones y ... Autoría e influencias

*.- Al igual que inmediatamente posterior a mis trabajos, me encuentro con referencias de los mismos, como el caso de Flamencos. ¿Quién recuerda en qué fecha se inició la campaña de Mango? Yo sí, inmediatamente después de mi trabajo "Flamencos", apareció la campaña en la calle por la que suelo dar mi paseo diario, no me pasó desapercibido. Un simple cambio de fechas y esa referencia posterior, que no me importa, pasa a ser referencia anterior: Flamencos-Mango pasa a ser Mango-Flamencos, que sí, que intentan un paralelismo con una referencia de montaje de una de mis obras a otra obra anterior, están las fechas y en este caso se conoce cual es referencia de cual. Pero en este caso, si se buscan paralelismos, habría que buscarlos en el vinatero Paternina, referente pictórico de Picasso, con la aparición de sus lienzos en los sotanos del museo del Prado, para mayor gloria de unos vinos que siempre han sido unos vinos mediocres; eso sí, con su bodegero convertido en un gran pintor.

Otrosí: Ayer llegó a mis oidos las explicaciones de un Físico Teórico sobre los agujeros negros: "Unos elementos supermasivos de unas dimensiones mínimas". Que me diga qué rayo le ha tirado del caballo, porque hasta donde yo sé, para la física teórica los agugeros negros, más allá de mi revisión, eran elementos de dimensiones cero y masa infinita. También vino a decir que de ellos escapaban particulas a velocidades relativistas; que se me explique que es eso de "velocidades relativistas", porque es un subterugio, definir la velocidad de un objeto es tan simple como asignarle un valor, si este es superior al de la velocidad de la luz, que debe de ser para que escape de un elemento masivo cuya velocidad de escape supere la velocidad de la luz (eso es un agujero negro), en 1997 ya advertí de lo absurdo de asignar como velocidad máxima posible la velocidad de la luz (algo que puede parecer intrascendente, pero que abre nuevas y muy importantes posibilidades, y que revisaría, explicando de forma sencilla la actual y casi metafísca mecánica cuántica, un conocimiento que debería pertenecer a la sociedad y que ha sido secuestrado). Bueno, en uno, otro y cualquier otro caso más, podéis ir rellenado el índice.

No me importan las referencias a mis trabajos (en mis trabajos existen referencias a otros trabajos anteriores, unas por admiración —como ejemplo, en Licor de bombón hay varias, todas evidentes**—, otras por mera coincidencia), lo que sí me importa es que referencias posteriores a mis trabajos se intenten pasar por referencias anteriores. Y lo que también me importa es que se me hayan robado blocs con notas de hace diez o doce años, incluso blocs con apuntes, monos y bocetos que datan de mi juventud, como me importa y mucho que se me hayan robado los poemas de mi juventud; y me importa que se me mantenga secuestrado, observado las 24 horas, sustrayéndome las notas que se van amontonando en cuadernos, todo para continuar un expolio que ya dura quince años.

Y un también: Que los patriotas de ahora (el patriotismo es la bandera de los y las canallas y también su último refugio), cuando practicamente mi única aportación era mi contestación a la Física, que digan a quiénes la vendieron y que expliquen, me expliquen, a cambio de qué.

Una salvedad, por si lo que parece llegarme a los oídos se correspondiese con la realidad, porque todas las insidias las tengo que intuir, todavía está que alguien se ponga frente a mí y me diga lo que me tenga que decir, espero ese día. Es absurdo, pero conociendo a mis miserables, podría ser, una salvedad: en mis inicios como editor en Wikipedia, editaba de manera conjunta en Wikipedia y en la Enciclopedia Libre —cuando llegé a conocer tambien su existencia—, incluso en mis primeras aportaciones referenciaba el hecho de que estaban editadas en ámbas enciclopedias, incluso en el café comenté la idoneidad de incluir esa referencia. Coño, que van a ser ellos los que conducen mi moto.


**.-Una aparentemente, a Cabrera Infante y su "Habana para un infante difunto", leída por mí años después se trataría de una coincidencia. Parecido a mi relación con el Marqués de Sade, he desarrollado mi creación dramática antes de profundizar en su obra, y en este caso es absolutamente evidente la influencia que ha tenido sobre mí, pero habría que buscar esa influencia en una influencia diferida, como si la creación de Sade hubiese necesitado un tiempo de influencia en todos los trabajos narrativos de los siglos XIX y XX para que me llegara a mí.




Capturas de pantalla

No edito ni las fotografías ni las capturas de pantalla ni, ahora, edito los vídeos.

Cuando en una de mis fotografías efectúo lo que pueden ser ajustes de laboratorio, esto es: contraste, luminosidad o compensación del color, añado una letra al final del nombre del archivo que identifica que se ha modificado en ese sentido, en el de compensar estos valores que se podrían considerar de laboratorio; en casos llego a incluir la toma original.

Las series de capturas de pantalla las he realizado sin escoger especialmente los fotogramas, lo que he seleccionado han sido los vídeos, aquellos que me han llamado especialmente la atención, pero los fotogramas los he escogido intentando que constituyan una narración del vídeo; y, una vez terminados responden a una narración fidedigna del vídeo, muestran aquello que me llamó la atención de ellos.

Estos días he estado subiendo los videos que sirvieron de base para estos trabajos, pero no se corresponden con aquellos de los que extraje los fotogramas, están editados. He observado que está editado el grueso de los vídeos, atemperando la voz y suavizando gestos y movimientos, y conservando los fotogramas que utilicé para la realización de la serie. Esto se ve claramente porque estos fotogramas se han convertido en excepciones.

No son casos aislados, me es muy difícil trabajar ya que todos los elementos con los que trabajo se alteran; no puedo confiar ni en mi biblioteca, cuyos libros se encuentran alterados, ni siquiera puedo disfrutar de la música, de los archivos de sonido almacenados en mi ordenador, porque también se encuentran groseramente alterados; ni, en casos, las fotografías que subo se corresponden con las tomadas por mí, en casos están también alteradas, y en casos, también de forma grosera.

La serie de capturas Clase de Economía se corresponde con el tono de la conferencia del señor Montoro, no son fotogramas seleccionados, en esta serie se puede apreciar el estado de iluminación que sufría el señor Montoro, aunque he podido observar que, aun con mucha dificultad, se podrían extraer estos fotogramas (no lo he comprobado detenidamente), la serie muestra una coherencia, coherencia que se pierde en el vídeo tal y como actualmente está editado. Y algo que fue lo que más me llamó la atención: la voz y el tono, en el vídeo editado ese tono se encuentra atemperado, que no sé si será mejor oír al señor Montoro determinadas reflexiones embriagado de éxito o en tono contenido. Pero fundamentalmente, la serie de capturas lo es por ese tono que reflejan las capturas, de lo contrario habría utilizado citas, que no dejan de tener su aquél.

No es este el lugar de valoraciones, únicamente es una nota de edición en la que reafirmo que los trabajos que cuelgo en el portal no están manipulados (por mí, no están manipulados por mí), que no voy al ritmo que quisiera porque también intento sustraerme a sus manipulaciones, porque, y fundamentalmente, yo mismo estoy sometido a sus manipulaciones.

martes, 26 de noviembre de 2013


Página de vídeos:

Miniatura con un fotograma del vídeo Miniatura con un fotograma del vídeo Miniatura con un fotograma del vídeo Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía en su spit de la semana

  • Clase de Economía. En El rincón del vago.
  • Sáenz de Santamaría. Portavoz del Gobierno. En Resistencia -VI.
  • O canalladas o cárcel. En De Cabrones - VII.



  • Anime de la página Personajes

    Dejo la animación de Personajes por terminar.

    La animación puede completarse haciendo que las flamencas y los chulapos se vayan colocando en su posición al cargarse la página; en cuestión de dos o tres segundos, haciendo que unos "interval" cuelguen del primero en diferentes momentos, que en unos se incluyan a unos monigotes y en otros a otros, con diferentes tiempos de arranque y de desplazamiento, posteriormente hacer visible el avión.

    Abandono porque no soy capaz de que "setInterval" active la función.

    sábado, 21 de diciembre de 2013



    Captura de la pantalla de la página Personajes C, en la que no aparece el avión de la animación

    Captura de la pantalla de la página Personajes C en la que no aparece el avión de la animación, y sobrepuesto código de la función que iniciaría la animación



    Ir a Página Personajes C

    Captura de la pantalla de la página Personajes D, en la que no aparece el avión de la animación

    Captura de la pantalla de la página Personajes D en la que no aparece el avión de la animación, y sobrepuesto código de la función que iniciaría la animación



    Ir a Página Personajes D

    En programación es muy difícil avanzar si no se comprueba que lo que se va programando funciona. Los pasos que he seguido han sido los siguiente:

    Como no sé cómo depurar ese posible error, lo dejo. También se suma a las inseguridades que tengo que afrontar cuando me pongo a programar, se suma a la dificultad de programar y mantener el portal desde mi aislamiento, sin que me llegen los posibles bugs que pudieran exitir.

    Ahora compruebo que le falta una "i" a "IniciarTempo1()", aunque hasta llegar aquí haya cambiado varias veces el nombre de la función. Continúo con el desarrollo. Pudiera ser mi dislesia (me queda la duda del porqué en el portal aparecía la instrución en comentario).




    Borrosos

    No aspiro a ser director de cine, como tampoco aspiro a ser director de orquesta. Que salen los vídeos borrosos, bien, saldrán borrosos, pero no busco la perfección fotográfica, busco el que quedéis retratados y se os reconozca. ¿Se os reconoce? Sí, suficiente. ¿Qué reeditáis vuestras apariciones en los medios de comunicación?, ya aparecerán los originales. En cuanto a si yo edito o no los vídeos que subo: no; pero como si me sale de los güevos pintaros en amarillo, con cuernos y bigote.

    El principal son los delitos y canalladas que habéis cometido en mí durante más de dieciséis años, que seguís cometiendo y que deberéis seguir cometiendo para no pagar por los delitos ya cometidos. ¿Qué voy a renunciar a mi derecho a la Justicia?: ¡Unos cojones!, así que pasen quinientos años hijos de puta.

    viernes, 06 de diciembre de 2013


    Postdata: He comprado dos editores de vídeo, uno la semana pasada y otro hace tres o cuatro días (tampoco gran cosa: MAGIX Video y AVS Video. Que me he visto obligado a comprarlos porque los de distribución gratuita me daban fallos de instalación), y en ambos, aún a la máxima calidad, el resultado es un vídeo borroso. Llevo todo el día de hoy intentando varios formatos sin éxito, porque ya en la carga del proyecto aparece borroso, aunque en el visionado del original con cualquier utilidad para visionado se aprecie su definición original. ¿Cómo lo hacéis? No me importa saberlo ¿Cómo me grabáis hasta los más mínimos movimientos y en cualquier lugar? Ni lo sé ni me preocupa saberlo. ¿Cómo me drogáis? Ni intento saberlo. Nunca he perdido un minuto en tratar de averiguar ninguno de esos y otros extremos, pero lo hacéis. Dieciséis años intentando que no lleve a buen fin ningún trabajo, en este caso lo entiendo porque es un esfuerzo mío por retrataros, y sabéis que no salís favorecidos, pero son más de dieciséis años en los que os habéis llevado por delante numerosos trabajos que podrían estar y no están.

    Descuento los atentados contra mi vida, mi integridad física y mi integridad síquica. Pero existe una salida, un tribunal que haga justicia, y ya sabéis lo que eso significa, que os vais a pudrir en la cárcel hijos de puta. Que llegará ese día.




    Los graves y la tarjeta de sonido
    Nota de edición de Depósito de audio (abrir en una Nueva Ventana)

    En principio no era capaz de descargar los archivos desde la página de RNE, se abría una nueva página en la que se reproducía el archivo con QuickTime que únicamente permite la descarga de archivos en la versión de pago (como le gusta a Doña Concha*). Es por eso que en principio subí los archivos capturándolos al tiempo que se reproducían en mi ordenador, puenteando la entrada de micro frontal con la salida de audio también del frontal.

    En teoría ese método debería funcionar, ya que lo que se hace es capturar el sonido que proviene de la tarjeta. Pero no funcionó, porque recogía un eco desagradable y el rango tonal se reducía en los graves, más o menos como les devió de pasar a los de Radio Nacional de España en la entrevista con Doña Concha, donde en su primera intervención se puede apreciar ese mismo defecto. Finalmente he logrado descargar los archivos directamente y los sustituí, ahora también he repuesto los anteriores (decir que en el caso de los .mp3 de las capturas sí están editados, en un intento de minimizar ese efecto eco).

    Al hilo de esto, decir que la configuración de la tarjeta de sonido la tengo sin ningún efecto que pudiera ser la causa de ese eco desagradable (para la gravación desactive el "relleno de los altavoces" que aumentaban este efecto eco), y que ignoro si ese puente entre tarjeta de sonido y micrófono reduce la gama tonal, pero es algo que me sucede desde que he intentado instalar un micrófono, he probado con varios y todavía no he logrado que ninguno de ellos registre una gama tonal aceptable. La intención era ir pasando a audio el texto de algunas páginas, intentar que fueran las más posible para ampliar la accesibilidad del portal; al día de hoy esto queda aparcado.

    *.- Y también al hilo de las recomendaciones de doña Concha, esa recomendación de que no se regalen entradas, que el que quiera ir al teatro que lo pague; de acuerdo con ella, de acuerdo con que no se regalen las entradas para el teatro ni para los toros, porque los destinatarios son siempre los mismos; pero no tan de acuerdo con que en general se tenga que pagar por asistir al teatro; depende, porque igualmente se podría decir que aquellos que se quieran subir a un escenario, que se ganen el jornal en taquilla, no vía subvenciones, porque en una mayoría de los casos, los espectradores pagan dos veces por asistir al teatro; y también, en muchos casos, el precio oculto supera con creces lo pagado en taquilla.

    Aún un último apunte, para precisarle un extremo en el que usted, doña Concha, no habrá caído: esos 21.000 espectadores con seguridad tampoco han pagado el espectáculo en el que usted trabaja. Es Mérida, son unas jornadas en las que su Teatro Romano se llena; pero si se contabilizaran los gastos de mantenimiento y promoción del propio teatro, si se tuviera que pagar lo que en la profesión se conoce como "las paredes", si se detrajera ese costo de las paredes de los ingresos en taquilla y se computaran todos los gastos del montaje, no habría para pagarle su sueldo; aunque no la culpo por ese orgullo suyo dado como andan los patios de butacas de este país desde el que escribo.

    sábado, 01 de febrero de 2014




      RNE-Concha Hécuba Clip 01




    Me doy un respiro

    Tengo la percepción de que con el portal he llegado a un punto en el que no puedo ir más allá: repeticiones, reiteraciones,... hasta chistes; súmale que ha unos apuntes que pudieran guardar una coherencia, doy oportunidad, prolongándolos en el tiempo, a que mis miserables los acomoden a su conveniencia, incluso fuercen apuntes e incoherencias procurando ocultar lo acertado de los anteriores.

    Estoy dando demasiadas oportunidades a la manipulación prolongando las ediciones en el portal, al menos, siendo unos trabajos inercia de otros. También, me encuentro incómodo con unos trabajos repetitivos constreñidos a las limitaciones que me he impuesto: que su creación no traspase los doce metros cuadrados de mi estudio.

    Hoy me he levantado trascendente y pienso que debo frenar y tomarme un tiempo, para tratar de continuar con el trabajo, pero desvinculándolo en lo posible de todo lo anterior, encontrar nuevas formas, algo nuevo, algo que me satisfaga y que no me obligue a pensar que me estoy repitiendo y copiándome a mí mismo.

    Procuraré tomarme un tiempo, pospongo la edición en el portal dándome ese tiempo para procurar encontrar otras formulas, para buscar algo diferente.

    Si dentro de unos pocos días, si dentro de unas horas aparezco por el portal con nuevos apuntes, si apareciera Canal Rumores, sobre todo, si apareciera Litri, habré fracasado nuevamente en el intento, porque darme ese periodo de reflexión, últimamente, lo he intentado en varias ocasiones.

    miércoles, 12 de febrero de 2014

    A propósito de la edición de la hoja A tres bandas:

    — Inicio la edición de una hoja en la página A tres bandas. 13 de febrero de 2014 (11:12)
    (Incumplido el propósito, ya me pongo mañana nuevamente a ello)

    Pienso si me habré librado del maleficio al menos por hoy. Salgo a mi caminar diario con prevención, no lo voy a negar. (20:41)

    Inicio otra nueva hoja en la página A tres bandas (Falsificaciones (denuncia): Otro inacabado), dentro de un rato, después de cenar algo, para dar tiempo a que avancen las especulaciones. A ver si mañana puedo tomarme un respiro. (23:29)

    Ya he cenado, tengo el título y ahora voy a por el bloque.(14/02/2014 00:09)





    Volver al texto después de haber pulsado in a menú

    Índice del sitio

  • Resistencia
  • desde el desván
  • Evolución y Universo
  • Diario íntimo
  • La Navaja de Ockham
  • VentiSeis
  • Notas de edición
  • Créditos

    Licencia Creative Commons

    Nautilus extraído de la fotografía de Chris 73, modificada por Shallowski también en Wikimedia