-->
Imagen de fondo.
Icono de accesibilidad 00. Los iconos de accesibilidad contienen en sus propiedades Alt y longdesc descripciones de la organización del portal y de sus páginas. La propiedad longdesc de este icono 00 dirige a una página de texto con un mapa del portal, encontrándose un enlace a una página de texto con las características generales del portal en la propiedad longdesc del icono 02. Icono de accesibilidad 01. Pagina del libro Filosofía evolutiva. Sus características responden a las generales del libro. El bloque principal de la derecha lo compone la caja de título y unas páginas blancas que contienen los cápitulos y se desplazan de arriba a abajo. Icono de accesibilidad 02. Su propiedad longdesc accede a una página de texto con descripción de la organización y características del portal y sus páginas. Icono de accesibilidad 03. Fondo y diseño. El motivo de la página es la imagen de una polilla de la especie geómetra. Ocupa un cuadrante en la esquina superior izquierda, en el panel fijo y sobre la lista de enlaces. Un reflejo desleído invade la caja principal que ocupa tres cuartas partes de la página, en donde se desplaza el texto de los diferentes capítulos imitando páginas. el fondo es en color hueso irregular y el de las páginas blanco, proyectando sombra sobre el fondo. Todo el sitio Filosofía evolutiva comparte diseño: Un bloque principal a la derecha que se desplaza y un panel a la izquierda que permanece fijo. El bloque lo inicia una caja de unos 100 pixels de altura con el título a la izquierda en un tipo de 44 pixels en verde oscuro y a la derecha en la esquina inferior: nemo, en azul prusia de 16 pixels. La página se redimensiona ajustándose al tamaño de la ventana. Se cuanta con un menú al principio de todas las secciones que contengan capítulos y la lista del panel izquierdo dirige a los diferentes capítulos, cambiando de items según en qué página te encuentres. Los títulos de los capítulos direccionan al comienzo de su sección. Como los tamaños de la fuente también se redimensionan cuando cambia el tamaño de la ventana, se cuenta con iconos que ajustan el tamaño de la fuente, incluso puede dejarla fija, anclada. El sitio está en obras.
icono de la página de inicio, una casa en verde de las típicas del juego del Palé Ir a índice o colección
Ocurecer o aclarar fondo Cambiar tipo de fuente de texto
Filosofía evolutiva

nemo










Descargar en formato pdf.

 

Doctrina y conocimiento. Evolución


Un equipo de programadores trabaja para desarrollar un programa informático. Cuando el programa sale al mercado este equipo ha puesto todo su conocimiento para que el programa responda a las necesidades de los usuarios y no contenga errores. Una vez puesto en el mercado, los programdores cambian su metodo de trabajo, a partir de ahora ya no utilizaran sus conociminetos para buscar errores y conseguir un programa más potente, les basta con esperar la información que les llege de los usuarios. Los usuaríos remitirán información sobre los fallos y las limitaciones que han encontrado. Una vez corregidos los fallos y ampliadas las prestaciones surgiran nuevos fallos y nuevas limitaciones. Es el cuento de nunca acabar que consigue aplicaciones cada vez más robustas y más útiles (Aunque no faltarán los que opinen lo contrario) Y por supuesto, ningun programador que considere importante dormir por las noches, se atreverá ha hacer cambios “aleatorios” en los programas que está desarrollando o ya en funcionamiento.

            La probabilidad de que una linea de codigo escrita al azar en una pequeña aplicación informatica funcione, roza el infinito; escogiendo esa “una” entre muchas, las posibilidades de que una segunda linea al azar nos vuelva a funcionar y mejore las prestaciones, nos acerca a lo imposible; pero la cosa aun se complicaria más si exigimos que esa segunda linea siga en la misma dirección de la primera; a esto, sumemos ahota que el cambio coincida con lo que el usuario espera.

            En el capitulo sobre nuestra evolución se habla de “heredar conocimiento”: “Conocimiento heredado”; de cómo nuestra línea evolutiva nos obligó a un excesivo aprendizaje ante la imposibilidad de consolidar conocimiento como conocimiento heredado. Todo esto entra en contradicción con la actual teoría sobre la evolución. Implicitamente, la teoría expuesta sobre la evolución de los hominidos y los humanos conduce a una teoría de la evolución en la que los cambios no son motivados por la aleatoriedad.

            Una teoria de la evolución valida debería ser compatible con los siguientes hechos:

    Se evoluciona desde formas simples a formas más complejas.

    Disminución de la capacidad procreadora. Parece existir una relacción inversa entre el aumento de la complejidad de los individuos de las diferentes especies y su potencial reproductivo.

    Aumento de la longevidad de los organismos.

    Presencia de conocimiento (impronta, instanto…), información más allá de la útil para la conformación biológica de los futuros individuos.

 

El azar, la aleatoriedad, como causa de los cambios que conducen a la evolución no explica estos hechos.

La aleatoriedad es un sentimiento subjetivo, sentimos que algo ocurre por azar cuando desconocemos sus causas. Nuestros conocimientos son limitados y gran parte de los acontecimientos que vivimos cotidianamente tienen aparienca de aleatoriedad: Confundimos lo que para nosotros es impredecible con aleatoriedad. Todo aquello de lo que desconocemos sus reglas(claves) y, por lo tanto, nos es impredecible, lo consideramos aleatorio. 






Randomize:

Los ordenadores cuentan con una funcion para generar números aleatorios: “Randomize”. La mayoria de los programas necesitan en algun momento de un número aleatorio; los juegos hacen un uso intensivo de esta funcion. En los juegos hay que simular el azar; si un juego simula la tirada de un dado y advertimos que el resultado responde a una determinada secuencia, el juego perderá interes y advertiremos que está mal programado.

Podemos pensar que para un ordenador capaz de ejecutar complicados calculos, el simular una tirada de dados que genere un numero aleatorio, está perfectamente en su mano; nada mas lejos de la realidad: los ordenadores son incapazes de generar un numero aleatorio.

 

La función Randomize, encargada de suministrar un número aleatorio, no entrega un número aleatorio, entrega uno entre una larga lista de números. Conforme vamos solicitandole números nos va entregando el siguiente en la lista y al llegar al final de la lista, comienza nuevamente desde su principio. El usuario que no tiene porqué tener conocimientos de programacion, cuando está frente al ordenador jugando a un juego de azar, pensará que está frente a números entregados al azar, y nada podrá hacerle pensar que son otra cosa que esto: números aleatorios.

 

 En la practica, con tres o cuatro lineas de código pueden conseguirse series de números “aleatorios” casi infinitas. Series, que desconociendo la clave, el mas potente ordenador sería incapaz de descifrar; pero números perfectamente predecibles conociendo la clave (usualmente, cuando se quiere entregar un número aleatorio, simplemente, se mezcla la serie Randomize con el valor del reloj interno del ordenador, la resultante es un número con una perfecta apariencia de aleatoriedad).  

En el mundo no existe la aleatoriedad: un movimiento determina el siguiente. Hasta donde sabemos solo la vida escapa a ese determinismo y como la vida es posterior al determinismo universal, hay que entender que bajo la primera decisión razonada que inicó la vida, subyace el determinismo; pero eso tiene poca importancia, ya dijimos que la complejidad de la minima forma de vida hace compatible el determinismo subyacente con esa mínima decisión que la convierte en vida. En cualquiera de nuestros actos podemos encontrar un sustrato determinista, podríamos admitir que la vida es una forma sofisticada de determinismo, pero la decisión de avanzar en una u otra dirección es lo que nos distinge como vida, aun admitiendo ese sustrato determinista que podría esplicar el porqué nos hemos dirigido en una dirección y no en otra. Así tendríamos: Determinismo = no vida y Decisión Razonada = vida.

El paso de Determinismo a inteligencia parece un paso imposible entendido como un paso prefijado al que debe llegarse; no parece tan imposible si pensamos que vida o inteligencia es una mas de las muchas posibilidades de evolucion de la materia. Al margen de las dificultades que puedan existir para que determinadas formas se autorepliquen, el paso de determinismo a inteligencia podría ser uno más de los otros muchos que pueden darse en la naturaleza. La protovida pudo ser formas que se autoreplicasen masivamente reflejo de sus progenitoras, con escasas variaciones provocadas por factores externos a ellas mismas, formas que no tendrían ningun control sobre su variabilidad, esa variabilidad abriría infinidad de caminos y uno de esos caminos llegó a convertirse en vida, fue necesario una conjunción de factores e infinitas (infinito, en sentido coloquial) formas que recorrieran otros muchos caminos sin llegar a convertirse en esa vida. La vida no era un objetivo, pero sí una posibilidad que llegó a darse. Para entonces la protovida sería una forma lo suficientemente compleja como para tener un minimo control sobre sus propios cambios, estaría capacitada para tomar la más simple de las decisiones sobre esos cambios y sería la selección natural la que hiciese valer aquellos más ventajosos para su expansión, siendo esta forma autoreplicante la que desplazase a otras formas con métodos menos ventajosos; el carácter invasivo, aun presente en la vida, sería suficiente para  anular otras formas y cerrar otros caminos. Pero este sería el fin del recorrido si entendemos que los cambios que esa vida primigenia efectúa para convertirse en los actuales organismos multicelulares se producen aleatoriamente.

Para recrear la evolución mediante el binomio aleatoriedad ­ Selección natural, dado que nuestra línea evolutiva es inviable por aleatoriedad, deberemos colocarnos, no en los inicios de esa vida, inicios de los que no saldríamos por aleatoriedad, sino en un punto medio de esa evolución; cuando la vida ya ha adquirido un cierto grado de complejidad.

            Tenemos a unos organismos de complejidad media, con una capacidad de reprodución media i una longevidad media; las diferentes especies competirían entre si para sobrevivir y reproducirse. Un sistema aleatorio se comporta con mayor fiabilidad en un sistema simple que en uno complejo; de hecho nos sería imposible demostrar que las especies no evolucionan por aleatoriedad si no existiesen organismos complejos. Cuando aumenta la complejidad la fiavilidad desciende: no es lo mismo acertar que número va a salir en un dado y cual en una ruleta, las posibilidades de acertar en un dado son mayores que las posiblidades de acertar en una ruleta. Y no es lo mismo acertar con una tirada que acertar en cien tiradas. Por selección Natural estos seres:

    De complejidad media, tenderían a organismos menos complejos donde las posibilidades de acertar crecerían.

    De capacidad reproductora media, se dotarían de una mas alta capacidad reproductora para disfrutar de mayor numero de tiradas.

    De longevidad media, acortarían su longevidad para repetir cuanto antes el ciclo de tiradas y evolucionar mucho más rapidamente que otras especies.

Al final del trayecto tendriamos a unos organismos simples, capaces de reproducirse por mllones de millones, con un tiempo minimo de maduración y una longevidad mínima para dar paso a las siguientes generaciones. En poco tiempo y en pocas generaciones, estos individuos ocuparían el espacio de otros más complejos, con menos capacidad reproductora y más longevos; esto es, organismos menos capacitados para evolucionar por aleatoriedad. Tal vez los espacios de ocupación de estos seres simples serían menores de los que ocupamos ahora los organismos complejos, pero no habrian tenido posibilidad de evolucionar inteligentemente para ocuparlos.

Nuestra historia evolutiva contradice esto y para mantener un sistema aleatorio, habrá que excluir a las funciones geneticas del proceso evolutivo, y como esto no es posible porque las funciones geneticas han evolucionado. Deberemos excluilas del principio de Selección Natural y decidir el por qué y mediante que mecanismos han evolucionado las funciones genéticas.

Los organismos hemos evolucionado de una reproducción cuantitativa a una cualitativa, evolucionamos en la dirección de aumentar en complejidad y longevidad, todo parece movido por el proposito de aumentar nuestras posibilidades de capturar más y mejor información; un objetivo costoso en medios, y vanal si toda esa información que nos empeñamos es conseguir no trasciende a las funciones evolutivas de esos mismos organismos. Si esa información solo es valida para garantizar un mayor periodo de existencia de los individuos, esta esatrategia sería un freno en su evolución, los cuales, sin posibilidad de servirse de dicha información para la formación de nuevos individuos, se encontrarían en inferioridad de condiciones frente a otros con un más corto periodo de vida, una mayor capacidad de reproducción y por ello más agiles en su evolución. Los costes de retrasar el periodo en el que los individuos están en condicciones de procrear, y los costes de su creciente complejidad, solo son compensados si la información capturada durante ese periodo es utilizada por las funciones geneticas en la conformación de nuevos individuos.

El paso de la reproducción cuantitativa a la cualitativa, fue por necesidad un paso critico. Una especie con inferiror poder reproductivo está necesariamente en inferioridad de condicciones frente a otras con mayor potencial reproductivo. También critico debio ser el ampliar los plazos de maduración de los individuos para estar en disposicion de reproducirse. La especie, la ventaja la adquiere con una rapida maduración y una masiva reproducción de sus individuos (analizando la evolución desde un origen aleatorio de los cambios) Y aunque desde nuestro punto de vista de organismos la longevidad nos es ventajosa, para la especie una rapida desaparición de la generación tras su rapida y masiva reprodución en nuevos inviduos, libera espacios para las siguientes generaciones, agilizando los cambios evolutivos.

            El origen aleatorio en los cambios evolutivos es contradictorio con la propia evolución.

Cuando se nos dice que la herencia genetica se decide por azar, deberemos entender, que los organismos y los propios mecanismos geneticos no intervienen en los cambios en esa herencia genetica; sería un proceso “seudo—aleatorio” donde causas sin determinar podrían ocasionar estos cambios, esto es: la evolución estaría causada por factores externos a la propia información y sin control sobre ellos, por “errores” en la replicación de la información genetica.

            En los tiempos en que se desarrolla el Darwinismo, solo los humanos eran poseedores de inteligencia, dificilmente se podría enunciar una teoría evolutiva conducida por la razón. Las especies las componian organismos carentes de conocimiento; teniamos a unos organismos “tontos” de los que por evolución habíamos surgido nosotros con nuestra inteligencia: “nuestra conscinencia”. La evolución no podía ser un proceso inteligente puesto que hasta nuestra llegada no existia tal inteligencia. En este estado de cosas, solo existe una posible causa de tal evolución: la casualidad, la aleatoriedad.

            El Darwinismo ve a unos organismos biologicos sin capacidad de razonar, es la biologia de estos organismos la que evoluciona y la razón surge con nosotros, resultado de esa evolución. La herencia biologica es anterior a la Razón, por lo que en la herencia biologica está ausente tal razón.

            La impronta, lo innato, que desde la óptica de una evolución conducida por la razón, pueden entenderse como información o conocimiento heredado; desde una evolución meramente biológica,  permanecen inexplicados. Se sabe que los organismos no solo nacen con su biologia, nacen con conocimientos sobre ellos mismos y sobre su entorno, se acuñan los terminos de impronta e innato que definen estos conociminetos, pero se renuncia a conocer más sobre ellos, una vez definidos como “impronta”, “instinto”, se decide que los organismos nacen con “instinto”.

            ¿Qué es la “impronta”, lo “innnato”? ¿Evoluciona la impronta aleatoriamente y a la vez coordinada con sus cambios biologicos y cambios de entorno? ¿Las especies esperan a que por sucesivas e inteminable combinaciones les llege la biologia y la impronta que necesitan para sobrevivir en un nuevo habitat? Si consideramos a los organismos carentes de razón no exite otra posible explicación. Tendriamos que esperar a que entre los millones de millones de combinaciones posibles llegase la acertada, y el portador de ella sobreviviría y se impusiera al resto de la especie.

 

            ¿Esta combinación acertada la poseerian uno o muchos individuos de la especie? Por aleatoriedad solo un individuo de la especie da con la combinación acertada. ¿Es posible que un solo individuo se imponga a toda su especie?

            Mediante reprodución cuantitativa, toda una especie puede ser de la estirpe del mismo individuo; pero mediante reprodución cualitativa esto es imposible. Entiendo por reproducción cuantitativa, cuando el éxito de la reproducción está basado en la cantidad, cuando un individuo es capaz de procrear millones de nuevos individuos; y reproducción cualitativa, cuando el éxito en la reprodución se basa en la procreación de un ninimo de nuevos individuos. Esto lleva implícito que en la reproducción cuantitativa los nuevos individuos tienen pocas posibilidades de existo, o al menos, se les supone con pocas posibilidades de éxito, y en la reproducción cualitativa a los nuevos individuos se les supone una altas posibilidades de éxito.

            Si abandonamos la tesis de la aleatoriedad, podremos decir que cuando los mecanismos evolutivos disponen de poca información, deben de confiar en la cantidad para garantizar su supervivencia, y cuando estos mecanismos disponen de mayor información, sustituyen la cantidad por la calidad: menos individuos pero con más posibilidades.

            En el caso de la reproducción cuantitativa, un solo individuo con la combinación acertada, en pocas generaciones desplazará, mediante selección natural, al resto de individuos peor adaptados. Esto es del todo discutible cuando hablamos de reproducción cualitativa.

            De momento estamos hablando de un solo cambio, la evolución sería una sucesión de pequeños cambios. Mediante reproducción cualitativa, estamos diciendo que ese pequeño cambio, que se ha producido entre millones, va a imponerse a toda la especie. Hay que suponer que no es un cambio sustancial, que es un minimo cambio —en todo caso luego hablariamos de cambios sustanciales—, con escasas ventajas.

El escenario es un individuo intentando imponer su minima ventaja al resto de individuos de su especie durante generaciones y generaciones; y entre tanto, el resto de individuos está esperando a que aquella minima ventaja les alcance. La espera terminaría cuando todos los individuos fuesen de la estirpe del que consiguio aquella minima ventaja, y volveriamos a empezar, se abandonaría la espera y se meterian nuevamente en el bombo todos los posibles cambios para que otro acertara, ya no con la combinacion ganadora, sino con la combinacion que continuara los cambios ya iniciados.

            En los organismos complejos —y la reproducción cualitativa se da en organismos complejos—, las posibilidades combinatorias para producir cambios son “infinitas”, las posibilidades de que uno de esos cambios sea adaptativo también son “infinitas” (a nosotros no nos vendría nada mal poder volar) Cualquier cambio que permita una mejor adaptación al medio es un cambio beneficioso y por cada cambio que suponga una mejora para la adaptación al medio, existen infinitos cambios que, o son perjudiciales o son neutros. Hay millones de cambios adaptativos entre millones de posibilidades y para que se complete una linea evolutiva una vez inciada, tendremos que desechar el resto de posibles cambios también adapatativos que abririan nuevas lineas evolutivas: solo así ese cambio se consolidará. Una vez inicada una línea evolutiva surgirán otras muchas, vendrán nuevos cambios que abrirán nuevas lineas evolutivas unas contrapuestas a otras y todas entrarán en competencia. En 10.000 generaciones mil lineas evolutivas, de los cuales, muchas no habrán todavía entrado en competencia porque todavía ningún individuo iniciador de esos cambios ha logrado imponer su estirpe en una minima parte de la especie; esto, en un escenario donde millones de individuos han iniciado milones de otros cambios neutros. La reproducción sexual aun complica más las cosas: un solo individuo no puede hibridar a toda una especie.

            El cambio aleatorio no puede escapar a su cualidad consustancial: es individual. Podemos pensar, que aun con la complejidad a la que han llegado los organismos, sea posible que errores en su información genetica se conviertan en aciertos y que una cadena de errores sean una cadena de aciertos; pero no podremos llevar esos aciertos a toda la especie. La mutación genetica aleatoria, grande o pequeña, es individual, solo está presente en un individuo; y este individuo, sin otra ayuda que la genetica y suponiendole capacidad para procrear a quince o veinte nuevos individuos, tiene que transmitirla a toda su especie; sus descendientes de primera generación ya serán heterocigotos, y aunque pasadas 100 generaciones este gen siguiera presente en muchos o pocos individuos, solo unos pocos, tal vez ninguno, nacerían con este caracter. He dicho “sin otra ayuda que la genetica”, no he dicho con ayuda de la Selección Natural porque un cambio adaptativo mínimo no produce ventajas apreciables, y no creo que el individuo que nazca con una gran mutación —ignorando lo inverosimil de una evolución de organismos complejos basada en grandes mutaciones aleatorias—, por muy beneficiosa que sea, por reproducción sexual, encuentre con quien aparearse para iniciar la estirpe. La sexualidad es un refinamiento que la evolución se ha dado para ponderar los cambios genéticos, no para potenciarlos.

            Pero todo esto son juicios de valor, lo importante es que la propia evolución y la selección natural contradicen un modelo evolutivo aleatorio.

            La Selección Natural actúa, con cambios aleatorios o razonados, como motor de la evolución. Es la Selección Natural la que juzga si los cambios son “acertados” o no, y aun considerando que estos cambios sean motivados, la Razón no cuenta con otro instrumento que le confirme la bondad de los cambios. Admitiendo Razón evolutiva, ésta solo puede escoger la opción que, con la información a su alcance, considere más razonable, sin capacidad para preveer a donde conducirá tal opción. La biologia evolutiva o la razón evolutiva solo puede abrir nuevas posibilidades y la Selección natural mantendrá las mejores y hará desaparecer el resto.

            El resultado es una evolución hacia formas mejor adaptadas, con funciones evolutivas, también, mejor adaptadas. No debemos entende que la Selección Natural actue solo sobre la forma biologica resultante, esto es sobre los organismos, y no lo haga sobre los propios mecanismos que permiten la reproducción de estos organismos, que no actue sobre las funciones geneticas. Si un organismo adapta su forma para mejorar sus posibilidades de supervivencia, las funciones geneticas deberán adaptarse para proporcionar al organismo mayores posibilidades de existo en la reproducción. Es más, antes y más importante, son las posibilidades de reproducirse con éxito: un organismo perfectamente adaptado puede lograr una longevidad mayor que otro; pero se extingirá, si las funciones geneticas de este otro, son más efectivas que las suyas. Desde nuestra óptica como organismos, puede parecernos que las funciones geneticas están superditadas al organismo y estas funciones deben adaptarse en función del organismo; pero siendo objetivos, deberemos entender que serán los organismos los que se superditen a las funciones geneticas, que las funciones geneticas evolucionarán abastececiendose de los mecanismos y de los organismos que mejor les garanticen el éxito.

            En los organismos actuales encontramos dos modelos que podemos facilmente diferenciar:

    Organismos simples capaces de capturar escasa información y

    Organismos complejos con mayores posibilidades de capturar información de su entorno y de ellos mismos.

Solo necesitamos saber de donde venimos y hacia donde vamos para configurar un modelo de evolución.

Los organismos simples se reproducen rapida y masivamente con cambios significativos en si mosmos, mientras que los organismos complejos tienen escasa capacidad reproductiva con un tiempo de maduración suficiente como para que puedan capturar información y transmitirla.

 

La estrategia de reprodución de los organismos simples concuerda con la estrategia que deberían seguir organismos que generan los cambios de forma aleatoria: al contar con escasa información su estrategia se basa en una reproducción rapida y masiva con cambios significativos. En tanto que la estrategia de los organismos complejos con capacidades para capturar información,  concuerda con la de sistemas evolutivos conducidos por el conocimiento, conocimiento de ellos mismos y conocimiento de su entorno: Un tiempo de maduración para que la información capturada por los individuos de las sucesivas generaciones se vaya sumando a la información genetica y cambios poco significativos ya que ponderan la información que generación tras generación van almacenando; las posibilidades de error en los cambios disminuye y la reprodución pasa a ser cualitativa, menos individuos con más posibilidades.

            La evolución de las especies nos dice que nos encaminamos hacía organismos con más y mejores argumentos para la toma de decisiones, incluidas las que deben tomar las funciones evolutivas.

La Selección Natural también actua de forma distinta según estos dos modelos. En organismos simples con escasa información los cambios son en si mismo significativos y la SN actua sobre esos cambios imponiendose la estirpe del individuo con el mejor cambio adaptativo: La Selecion Natural actua sobre el cambio. En la evolución motivada, razonada, los cambios dejan de ser significativos, pequeños cambios siguen una línea evolutiva, el cambio ya no es significativo en si mismo y la SN ya no actua sobre ese cambio: La SN actua sobre la linea evolutiva; la SN no hace que se imponga la estirpe del individuo que genera el cambio, sino que esos pequeños cambios se extienden en el grupo y la Selección Natural hace que se imponga el grupo que mejor línea evolutiva haya seguido.

El origen aleatorio en los cambios conduce inevitablemente a la evolución individual, la memoria colectiva del grupo que ha podido almacenar información generación tras generación, de poco sirve pues no trasciende a las funciones reproductiras que configurarán cambios de forma aleatoria y como mucho puede esperarse una predisposición para el triunfo del cambio que coincida con esa memoria de grupo; en este caso habría que formular una teoría de la evolución en la que se crease una memoria de grupo, un cambio —casualmente— coincidiese con esa memoria de grupo y por selección sexual este cambio se impusiera en el grupo. Estariamos creando lineas de codigo al azar y estas irian coincidiendo con lo esperado por los usuarios.

Solo el disponer de la información socializada por el grupo conduce a la evolución colectiva y aquí encontramos la enorme ventaja de una evolucion razonada frente a una evolución motivada por la razón a la evolución generada aleatoriamente: permitió en paso de la evolución individual a la evolución colectiva. El disponer de información sobre el entorno para adaptar los organismos a ese entorno lo mejor y mas rápidamente posible supone una ventaja suficiente para que las funciones procreadoras que las adquirireran se impusieran a otras formas que no alcanzaron tal ventaja; pero, tambien, posibilito que se pasase de la evolución individual a la evolución de grupo. En la evolución individual todos los individuos compiten entre si y es uno el que se impone al resto mientras que en la evolución de grupo, el grupo trabaja cooperativamente buscando el mejor camino evotivo y no solo es un individuo el que reabre el camino sino que es el grupo el que sobrevive, ampliándose y abriendo nuevos caminos. En la evolución individual, cada cambio adaptativo es un volver a empezar en el que un solo individuo tiene que recorrer todo el camino imponiéndose al resto; en la evolución de grupo, cuanto mas ponderados sean los cambios y más mecanismos existan para que los cambios llegen el mayor numero de individuos, mayor camino se mantendrá como andado y mayor será el número de individuos que asumiran ese nuevo cambio. Así, la evolucion de grupo elimina el enorme coste de que un solo individuo reemplaze a toda la especie.

Desde este punto de vista, la reproducción sexual ve compensado su elvado coste. La reproducción sexual requiere de grandes recursos y riesgos inexistentes en la reproducción asexuada. La contrapartida a estos costes es la ponderación de la información, posibilita filtrar lo que es información o cambio individual de lo que es información asumida por el colectivo. La reproducion sexual no tiene como finalidad el extender cambios individuales a todo el grupo sino poe el contrario eliminarlos frente a los cambios asumidos por una mayoria del grupo. Es la reproducción sexual lo que permite al grupo definir una linea evolutiva y recorrerla mediante minimos y sucesivos cambios. Primero es la intención de recorrer un camino que el colectivo define y después proveerse poco a poco de los cambios que recorren ese camino. Esto admitiendo que la información que captura el organismo pasa a la información genetica y la reproducción sexual decide hasta que punto se trata de información individual o información de grupo.

 Hay dos escalones que marcan la evolución:

    La longevidad de los organismos.

    La especiación

Las formas primigenias se replicarían convulsivamente hasta ocupar todos los espacios, Tal vez esas formas ya habrian escapado al determinismo y tomasen desisiones sobre su replicación y posibles cambios en esa replicación, decisiones basadas en una minima información difusa que perfectamente aparentaría aleatoriedad y por lo imprevisible de las consecuencias que causarían en sus replicas los cambios decididos, sería la selección natural la que decidiria en ultima instancia a favor de las replicas más ventajosas. En algún momento de la evolución, estas formas replicantes se proveerian de algún medio que les garantizara una cierta longevidad. El ritmo de replicación descendió, ya no se replicaban comvulsivamente sino que dispusieron de un lapso de latencia antes de generar nuevas replicas, esto posibilitó, aunque minimo, un cierto grado de conocimiento del medio en el que se replicaban. La desventaja de unas formas relentizando su replicación y con ello su evolución debió de encontrar alguna contrapartida que compensase tal desventaja. La utilización de la información captada en ese corto lapso de “vida” a favor de decisiones con mejores argumentos para la formación de nuevas replicas sería la ventaja que les valio hasta el día de hoy con formas de vida altamente complejas.

A aquellas pimeras reacciones quimicas, a aquella protovida le siguio la vida qaue evoluciono de forma individualizada utilizando cada individuo la información que captaba en propio veneficio y en el de sus replicas.

— — — ———————————

Nuestra complejidad supera sobradamente la de cualquier programa informático. Aislemos los cambios que pueden producirse en las mandibulas. Veamos los diferentes tipos de mandivulas que existen en la naturaleza, y analicemos el retroceso, que en nosotros mismos, se está produciendo con la “muela del juicio”. Un lento proceso por el que nuestra muela del juicio tiende a desaparecer: ¿proceso aleatorio? ¿Alguien puede pensar que las minimas ventajas que pudiera proporcionar a algun antepasado nuestro iniciar este proceso, ha hecho que sus genes se hallan impuesto a otros posibles cambios, que durante todas estas generaciones, se habrían iniciado, también aleatoriamente, en nuestras  mandibulas? 

Las posibilidades de cambios adaptativos en nuestras mandibulas son infinitos, millones de posibles cambios, con poco, o ningún “costo”, harían de nuestro sistema de masticación, instrumentos muchisimo más utiles. También infinitos cambios del mismo orden del retorceso de la muela del juicio, aunque con el tiempo, pasadas generaciones y generaciones se demostrasen negativos, en su inicio ni proporcionarían ni restarían posibilidades de supervivencia. ¿Nos damos cuenta de lo que podrían ser nuestras mandibulas y nuestra dentición con millones de pequeños cambios, cada uno de estos cambios presentes en la estirpe del que los inició? ¿Se ha impuesto la estirpe del que iniciara el retroceso de la muela del jucio a las estirpes de aquellos que hallan iniciado otros cambios? ¿Aleatoriamente se ha iniciado ese cambio, combinado con una conformación de la mandibula más acorde con nuestras actuales exigencias? ¿Dónde están esos otros pequeños cambios que con el tiempo serán negativos?

— — ————————————

— — ————————————

Hasta donde nos llega la consciencia, nos caracterizamos por tomar decisiones, decidir sobre el siguiente movimiento. Presentamos a un niño varios objetos parecidos, o incluso iguales, y pidamosle que escoja uno de ellos. Probablemente, no será capaz de decidirse por ninguno de ellos, cansados de esperar le advertiremos que son practicamente iguales, que escoja alguno al azar; tampoco será capaz de decidirse. Nosotros mismos somos incapaces de escoger nada al azar. Ante una elección de la que carecemos de información, hay un gesto al que habremos recurrido en más de una ocasión: cerrar los ojos, y con los ojos cerrados escoger al azar. Estamos incapacitados para escoger al azar, nuestros actos se conducen por la toma de decisiones, adquirimos información para tomar decisiones y cuando esa información nos falta, forzamos una decisión al azar que parece chocar con lo mas esencial en nosotros.

Cuando un niño se enfrenta a dos objetos aparentemente iguales, buscará  en ellos algo que los diferencie; si no encuentra esa diferencia, entenderá que son iguales y cogerá cualquiera de ellos; pero si cree ver en alguno de ellos alguna diferencia, intentará elegir el más apropiado. Sin datos suficientes para valorar cual es la elección acertada se quedará bloqueado sin poder escoger, no podrá decidirse por alguno. En ese momento, con toda seguridad, está librando una batalla interna en contra de la aleatoriedad. Su deseo de hacerse con el objeto le pide que escoja uno cualquiera de ellos; pero, tambien, su razón le dice que no debe perder la oportunodad de escoger la mejor opción. Forzado a escoger, con toda seguridad, no elegirá al azar, en ese tiempo de indecisión habrá recogido un mínimo de información, y en base a esa información hará la elección, siempre dudando si será la acertada.

Nosotros cuando cerramos los ojos tampoco estamos escogiendo al azar, este gesto lo podemos interpretar, como una renuncia a valora informacón que consideramos no significativa y forzamos una “elección” al azar. De niños, podriamos esperar que, careciendo de datos que nos posibiliten una elección intencionada, dispusieramos de cierta facilidad o predisposición para realizar elecciones al azar y que esta predisposición la fueramos perdiendo en favor de una elecion intencionada conforme vamos adquiriendo suficientes criterios de jucio; pero esa capacidad no se da en el niño; tampoco la desarrollamos a lo largo de nuestra vida; solo adquirimos capacidad de desechar información no significativa en favor de una elección, cualquier elección, sin quedar bloqueados.

 

Utilizando la Referencia egocentrica, usando el conocimiento de mi mismo para explicar la herencia genetica, diré que en la herencia genetica, cuando hay que hacer una elección, esa elección viene determinada por una decisión; y volviendo a usar de la referencia egocentrica: si me parece que es una decision aleatoria, puede que se deba a que desconozco las claves de esa decisión.

Hoy somos seren complejos, esa complejidad nos ha permitido distingir entre consciente e incosciente, se puede hablar de conocimiento heredado y conocimiento adquirido, impronta, instinto, de información genetica…; pero en el origen de la vida, nada de esto vale, no podemos diferenciar organismos de información genetica, ni conocimiento adquirido ni heredado; eran unos “seres” con la mínima capacidad de escapar al determinismo, capaces de decir solo si o no. De esos seres, y si nos vale lo expuesto en otros cápitulos, por agrupamiento jerarquizado, hemos surgido nosotros con nuestra complejidad, evolucionando del mas simple razonamineto al más complejo. Si admitimos que aquellos seres escaparon del determinismo mediante la toma de decisiones, esa capacidad de decidir estaba en todas y en la unica función que les distiguia como vida; si ahora reconozco esa capacidad en todas las funciones de los organismos actuales, hasta donde llega mi conocimiento, solo la tendencia a pensar que es aleatorio aquello de lo que descononozco las causas, puede llebarme a pensar que la herencia genetica se resuelve por aleatoriedad. En el principio de la vida no habia aleatoriedad, existia determinismo, y la vida escapó a ese determinismo mediante la toma de decisión frente a dos obciones, todo lo demas ha sido aumentar la variabilidad de esas decisiones.

Puede confundirnos un hecho: tomar una decisión es un acto motivado, aunque el resultado pueda ser “aleatorio”.

Una decisión tomada sin información significativa, o con información insuficiente, dará un resultado “aleatorio”; Habremos decidido sobre algo, pero su resultado nos es impredecible, no podemos valorar si la decisón será correcta o no; solo despues de tomada, podremos valorar tal decisión.

Es evidente que la toma de decisiones de la vida minima puede confundirse con aleatoriedad. Mi opinion es que la vida avanza, y esto nos conduce a la complejidad, en el sentido de proveernos de la mayor cantidad posible de información sobre las decisiones que tomamos. La vida , en sus pricipios sería una cadena de decisiones con resultados impredecibles, aun hoy lo es, y la selección natural es el mecanismo que valora lo acertado de esas elecciones.

La Selección Natural tiene una fuerza determinante. Aun pudiendo tomar decisiones “conscientes” sobre nuestra herencia genetica —y llebamos camino de consegirlo— no escapamos a la Selección Natural. Cualquier decisión por razonada que está sea, seguirá  en manos de la Selección Natural. Nosotros, conscientemente no haríamos otra cosa distinta de la que realiza la Razón genética, escoger opciones en base a la información disponible, y los resultados siempre serán impredecibles, sin que en ningún caso sepamos hasta que punto serán impredecibles.

Si, aun hoy, la evolución está marcada por la Selección Natural, en los primeros tiempos de la vida, con decisiones tomadas en base a información no significativa, sería la fuerza determinante que marcó esta evolución.

La actual teoría de la evolución nace del desarrollo de la teoría de la Selección Natural, tan solida que no podía más que imponerse ante cualquier otro condicionante de la epoca. Poco importó que en aquella epoca nuestro conocimiento se negara a encontrar Razón fuera de nosotros mismos, su fuerza es tal que oculto y oculta las contradicicones que se crean al justificar los cambios fuera de la Razón.

La teoría de la Selección Natural no explica los mecanismos de la especiación: una lenta evolución hasta conseguir la especiación es poco creible desde la aleatoriedad y una subita mutación no lo es menos; así, se mantiene la espera hasta confirmar uno u otro caso.

             El problema está ahí, y parece que si no nos decantamos por ninguna de las dos opciones, la teoría sigue manteniendo su solided. Desde la aleatoriedad sería dificil explicar una evolución gradual hasta alcanzar la especiación; igualmente, desde la aleatoriedad tampoco se explicaría una “gran mutación” que diese forma a una especie. Confirmando cualquiera de las dos alternativas, entramos en contradicción con la TSN; de modo que manteniendo la indefinición, la teoría no se resiente. Lo cierto es que lo que se mantiene es la ambigüedad y con ella un creciente abanico de subteorías que intentan dar solución al tema sin poner en entredicho la TSN.

            La Selección Natural no solo alcanza a nuestra evolución biologica, nuestra evolución social y cultural, nuestra cotidianidad… por mucha información que valoremos en la toma de nuestras deciosiones, es una Selección natural la que decide lo acertado  o no de nuestras decisiones. Pero intentar que oviar que la SN actua sobre decisiones tomadas, puede llevarnos al absurdo.

La complejidad de la información genetica, la propia evolución hasta alcanzar la complejidad, es incompatible con causas aleatorias.






Un modelo de Evolución conducido

            La vida pudo empezar —desde un analisis de la evolución de la razón, no biologico con los problemas para entender a organismos que se autoreplican— con sistemas replicandose como Sies y noes, de forma predeterminada con igualdad de oportunidades y sin que la Selección Natual actuase sobre ellos; por agrupamiento de sus miembros se crearian organismos más complejos donde la conbinación de sus componentes creo la variabilidad necesaria para que la Selección Natural actuase; la “salida” de estos organismos sería más compleja que el simple “si” o “no”, aunque esta salida seguiría siendo predeterminada. Alcanzado ese grado de complejidad, no todos tendrían las mismas oportunidades; la Selección Natural comenzaría a actuar: sería el inicio de la Protovida. Los organismos resultantes, valoraron la información que la SN marcó implicitamente en ellos mismos, y escaparon al determinismo. A esos organismos capaces de decidir, podemos llamales vida. Más o menos pudo ser así.

            Este modelo tendría un sustrato absolutamente determinista y una Selección Natural actuando también de forma determinista; pero este sustrato posibilita que hoy nuestros movimientos sean producto de decisiones razonadas y no tengo porque pensar que las acciones de las funciones geneticas no sean igualmente producto de decisiones razonadas.

            En todo caso, la vida se inció en formas simples donde no es posible la división de Razón Consciente, Razón Semergida y Razón Genetica; de la evolución de esas formas surgimos nosotros. O admitimos que la Razón ha evolucionado hasta sus actuales formas de complejidad, o tendremos que preguntarnos cómo y porqué surge la Consciencia sin que esta exista en otras formas. Las funciones geneticas las llevan a cabo organismos vivos, con iguales caracteres que nosotros mismos como organismos vivos; de no reconocerles Razón, tendremos que justificar el porqué de esa ausencia de razón en unos organismos y la existencia de esa razón en otros.

            En un principio sería un proceso combulsivo de autorreplicación con decisiones poco razonadas sobre una información poco significativa: si en esas formas de vida podemos reconocer algun tipo de razón, ésta sería la Razón genetica, su única forma de razón. Estas formas replicantes se supieron dotar de longevidad, solo necesaria para interactuar con el medio y capturar información más significativa: las que adquirieron esta nueva forma de rázon, desplazaron a aquellas que no lograron subir el primer escalón que les condujese a decisones más razonadas.

            Un modelo seudo - aleatorio en la reproducción sexual, seria más o menos parecido al hecho de emparejar al azar los naipes de dos barajas, desechado, también al azar, una de las dos cartas de cada pareja: el resultado siempre sería una nueva baraja. Dos genes se encuantran y uno queda desechado y el otro admitido. Tenemos que admitir cierta intencionalidad, las especies confirman que existe esa intencionalidad, la configuracion de la informacion no es aleatoria, de ser asi existirian cruces imposibles, la información de dos especies totalmente distinta no sería obstaculo para que, con o sin posibilidades de desarrollarse, se engendrase un nuevo individuo. Esto no es así, y hay que admitir, pues, un cierto razonamiento; no se trata de un simple cruce de cartas donde unas son admitidas y otras desechadas; existe una valoración de si se puede efectuar la mezcla o no. Nos encontramos en un sistema complejo en el que se decide si se realiza la mezcla o no, y como se realiza esa mezcla, cual de las dos cartas desechamos. Estoy seguro que si accedieramos a la esencia de este mecanismo, este sería estremadamente simple y efectivo, pero en todo caso responderia a pautas parecidas a estas:

    Dos paquetes de informacion entran en contacto.

    La informacion dentro de estos paquetes, no es homogenea, cada unidad de informacion tiene un peso especifico que la hace mas o menos importante.

    Se valora la idoneidad de los dos paquetes de información.

    A menos que ambos sean identicos habrá informacion a desechar.

    Comenzará la mezcla de información, aceptando todas las unidades de información presentes en ambos paquetes, y aceptando o rechazando las unidades de información presentes en solo uno de ellos.

    Ante unidades de información diferentes, las funciones genéticas deberán decidir cual integrar en el nuevo paquete y cual desechar. Si existen grandes diferencias o incompatibilidad entre ambos paquetes, la mezcla se detiene.

    La resultante de la mezcla de estos dos paquetes será otro de igual tamaño.

Si no importara la cantidad de información a desechar, dos paquetes totalmente distintos podrían meclarse sin ningún problema: dependiendo del tipo de mezcla que realizara este mecanismo mezclador, cuando se hallara frente a dos paquetes totalmente distintos podría decantarse por un hibrido, mezcla de los dos en una proporcion del 50% (donde tambien se desecharia el 50% de la información de cada uno), o un clon, copia del paquete del que extrajera la primera unidad de información (en este caso se desecharía la totalidad de la información del otro paquete); entre estos dos extremos existe toda una gama de posibilidades. Como esto no es así, hay que entender que: o hay el primer paso es decidir si se puede puede o no llevar a cabo la mezcla, o el mecanismo mezclador inicia la mezcla y una vez iniciada, decide paralizarla si no se cumplen determinados requisitos. En cualquier caso se trata de funciones de la razón genetica y solo su larga evolución podría justificar unas funciones precisas que equilibran factores complejos para decider el punto de variabilidad que es aceptada. Este punto marcaría la variabilidad óptima para la evolución, desechando grandes mutaciones, siendo este control el responsable del ritmo de evolución de cada especie.

El requisito para que no se interrumpa la mezcla sería el que determinado número de unidades, o una sola, con peso importante en la formación del individuo no estén presentes en ambos paquetes. Así, tenemos unas funciones que valoran (razonan) la información a mezlar y su peso especifico dentro del conjunto y deciden sobre continuar la mezcla o no. Y no solo tendríamos información, sino que esta, iría asociada a un factor que la hace más o menos consistente.

La razón genetica ha evolucionado desde la posibilidad de grandes mutaciones a limitar el grado de estas mutaciones. Los organismos multicelulares se han dotado de la reprodución sexual para atemperar los cambios. La reprodución sexual se distinge de la asexual en la posibilidad de comparar dos paquetes de imformación diferente y por

Solo la sobrevaloración egocentrica puede llevarnos a pensar que nuestra decisión de avanzar en uno u otro sentido no es producto de nuestra intencionalidad, de nuestra razón; y las decisiones de los organismos encargados de configurar nuestra herencia genetica son resueltas por el azar o el determinismo. Quien así lo piense, tendrá que definir que organismos tienen Razón y cuales no, y explicar el porqué y el comó surge esa razón.

A partir de ahora desecho la aleatoriedad como desencadenante de los cambios y admito como hipotesis que la evolución es conducida por la razón y que la vida se ha sabido dotar, mediante evolución, de organismos capaces de capturar información del habitat, que las funciones geneticas se valen de estas informaciones para mejor decidir sobre los cambios.







Evolución individualista y Evolución cooperativa:

Los primeros seres vivos, sin apenas espectativas de vida, basaron su evolución en multiples cambios individuales, esto es comprensible entendiendo que su simplicidad impedia interactuar con el habitat y por ello también incapaces de interactuar entre ellos mismos. Las posibilidades de capturar información era muy limitadas, nulas en un principio, y por lo tanto las decisiones sobre los cambios poco razonadas; así su estrategia fue: multiples cambios. No existiendo posibilidad de definir los caminos acertados no pudieron más que intentar el mayor número posible de estos caminos; el resultado sería la prevalencia de los organismos que acertaron en el buen camino (En estos organismos es dificil demostrar una evolución conducida, aun con la toma de decisiones sobre los cambios a efectuar, los resultados serían tan imprevisibles y la Selección Natural tan determinante que seria imposible demostrar que se tomasen esas decisiones) El camino (y la evolución lo constata) fue el de dotarse de una cierta longevidad y una cierta complejidad que les permitiese interactuar con el habitat para la captura de información sobre ese habitat —Paro en este punto porque es importante entender que de no usar de la información capturada del habitat, este camino no habría sido el acertado. Los costos de organismos que, en lugar de replicarse enloquecidamente, se dedicaran a “vivir” de forma improductiva les habría hecho perder la carrera. Unos seres más lentos en reproducirse y descuidados en experimentar con nuevos cambios, deberían encontrar alguna contrapartida que les proporcionase ventaja; la ventaja fue y es: la obtención de información.

La evolución individualista se caracteriza por que las funciones geneticas utilizan la información proporcionada por el propio organismo, teniendo éste pocas posibilidades de interactuar con el habitat. Hasta no alcanzar cierta complejidad, los organismos interacturían con el ambiente de forma rudimentaria, sin posibilidades de comunicación entre los diferentes miembros de la especie, las funciones geneticas utilizaban información individualizada y los cambios son igualmente individuales. En una evolución individual son las estirpes de los individuos que generan los cambios acertados los que sobreviven creando cada estirpe una subespecie. En este sistema individualista, sin posibilidades de comunicación entre sus miembros y por lo tanto sin posibilidades de cooperación, se desata una competencia entre subespecies y solo evitará que la estirpe de un individuo hegemonice el habitat, la existencia de varias subespecies con una efectividad equivalente y suficientemente diferentes para permitir una cierta especialización.

Sin la posibilidad de capturar información sobre el habitat, y que esta información sea utilizada por las funciones geneticas, este sería el unico tipo de evolución posible; la evolución individualista: los portadores de un cambio evolutivo serían todos de la misma estirpe.

La evolución individualista es más un proceso combulsivo que evolutivo, en el que cada cambio conduce a la desaparicion de los individuos no portadores del cambio, que se ven desplazados por los miembros de la nueva estirpe. Este tipo de evolución precisa de una reproducción cuantitativa y de organismos simples. En un metodo como este, de contienda, solo un limitado número de posibles cambios viables y una elevada capacidad de reproducción, lograrán que los individuos de una extirpe desplazen al resto de miembros de la especie. La consecuencia de estas limitaciones es un recorrido evolutivo “corto” donde cada cambio, al ser individual, significa el inico de la especie o subespecie; no se trata de especies que evolucionan, sino de la constante generacion de nuevas subespecies. Este es un proceso de mutaciones, grandes o pequeñas que se van superponiendo unas a otras, sin que exista un camino a recorrer.

Este sistema evolutivo es enteramente competitivo, solo aceptable en formas simples con un reducido número de posibles cambios viables, llegado a un determinado grado de complejidad:

    El número de cambios posibles se multiplica.

    La dimension y complejidad del cambio, para que éste signifique una cierta ventaja, también aumenta.

    La posibilidad de cambios evolutivos también aumenta.

En un organismo simple los cambios son, aun minimos, significativos. Un minimo cambio, en estos organismos, puede producir la ventaja suficiente como para imponerse rapidamente al resto de miembros de su especie. Cuando la complejidad aumenta, aumentan las posibilidades combinatorias de los cambios y disminuye su significación.

El grado de la mutación, para que sea significativa, es proporcional a la complejidad del organismo

 el número de posibles cambios se multiplica, las dimensiones de los cambios debe crecer para   el número de subespecies crece y la competencia entre ellas convierten al modelo en poco efectivo, por lo que la selección natural impide, a organismos  que evolucionen en la individualidad, adquirir más allá de una determinada complejidad. Si al alcanzar las especies una determinada complejidad no se hubiese iniciado el camino hacia la evolución cooperativa, no habrían sido posibles unos organismos tan complejos como los actualmente existentes.

La Evolución cooperativa surge cuando los organismos, adquiriendo una mayor capacidad de interactuar con el ambiente, logran comunicarse entre sí. En este momento, los cambios dejan de ser individuales y se pasa a un modelo de evolución cooperativo.

 El sistema evolutivo cooperativo es radicalmente distinto al modelo de contienda, y las claves de su efectividad contrapuestas. Ya no es más efectiva una mayor capacidad de reprodución que permita una rapida expansión de la estirpe para competir con existo, sino la mayor capacidad de comunicación. Se sustituye la confrontación entre los cambios por la cooperación para conducir y completar estos cambios. La mutacion ya no debe de ser ventajosa en si misma, al abandonar el sistema competitivo por el cooperativo prima que la información pueda extenderse al  mayor número posible de miembros de la especie. En este punto se ha conseguido una mejor información del habitat, los organismos exploran sus necesidades durante su periodo de vida, unos miembros se copian a otros y surge una necesidad nueva: los miembros cooperantes tienen que fijar esa información colectivamente.

Un organismo que evolucione por contienda no tiene la necesidad de establecer una barrera entre conocimiento adquirido y conocimiento heredado, solo estableciendo una valoración de toda la información que posee le puede servir de baremo para experimentar con nuevos cambios, es una tarea que realiza individualmente y la generación de estos cambios puede establecerse atendiendo a una serie de paramentros.

Para entender el metodo de contienda recurrire a la investigacion farmacilogica.

La investigación farmacologica se a basado, tradicionalmente, en el metodo acierto error. Se conoce que hay unas sustancias que actuaban sobre el organismo y se sabe de unas enfermedades. Pero no se conoce ni como actuan concretamente las sus tancias y cules son lkas causasd de la enfermedad. No se dispone de apenas información. Así se selecionan unas sustancias sin apenas información sobre elllas y se experimenta con ellas para ver los efectos que tienen sobre la enfermedad. El éxito de la experimentación estara en el acierto al graduar los diferentes cambiso de las sustancias. Com poca información se tendrar que experimentar con sustancias muy dispares esperando de alguna la respuesta adecuada. una vez con alguna sustancia se se optiene algun resultado, experimentar sobre el grupo de sustanisas de caractericticas parecidad a la que ha ofrecido buenos resultados. Si el grupo de estas sustancias es poco extenso se podra experimentar se buscara una secuencia de sustitucion de sustancias distinto de si es un grupo extenso. El existo para la resolución de la exoperimentacion estara en la libreta del hirtorico donde se reflejaran los avasnces y hacia donde encaminar nuevos cambios y la efectividad de las sustancias siempre la conoceremos posteriormente. Esto sucede cuando se dispone de poca información sobre sustancias y enfermedades. Hay que experimentar con muchas sustancias y saltar de unas a otras con la esperanza de que una seá la efectiva. Cuando se avanza en la farmacología y la información sobre sustancias y enfermedades aumenta ya no se experimenta con sustancias dispares, la información permite centrar la experimentación en ciertos grupos de sustancias y los cambios de sustancias se realiza más gradualmente. Tampoco se espera que una sustancia sea efectiva, se valoran indicios y se experimenta agrupando sustancias por los indicios que que ofrecen en la experimentación, estos indicios permiten encauzar la investigación recorrendo un camino que al final conducirá a los resultados deseados. Cuanta más información se posee se realizan cambios más graduales.

En estre punto podemos ver el valor determinate de la selección natural. El hirtorico de aquellos organismos lo rellenaba la Selección natural. Por mucho que digamos que estos organismos tomaban decisiones sobre los cambios a efectuar, que estos cambios producen información y que con la evolución esta información crece y se pueden tomar decisiones más razonadas, es la selecion natural la que conserva y desecha información. En un principo estos organismos se encotrarian ante varias alternativas y decidieron sobre unas y otras, pero al final fue la SN la que decidio el camino a segur. Cuando las alternativas eran pocas se experimentaria sobre todas o casi todas y el historico de estos organismos lo iria rellenando la SN, estos organismos solo hubrian sevido de escribientes para que la SN decidiera que información conservar. La SN actuo como una fuerza determinista: el camino más efectivo está predeterminado. Así son seres que no pueden escapar a su destino que lo marca la SN. De nada les sirvio razonar sobre las alternativas a seguir cuando luego vendría la madre naturaleza a determinar su camino. Pero es cuando el numero de alternativas crece cuando se escapa al determinismo. Con el aumento de la complejidad es imposible recorrer todos los caminos y la razón comienza ser determinante. Cuando la posibilidad de cambios crece, hay que escoger muchos caminos entre muchisimos. La selecion natural será la que decida uno o varios de entre esos muchos, pero la razón antes habra desechado muchos otros caminos. Se ha escapado al determinismo —por mucho que digamos que las elecciones que han hecho los organimos han venido marcada por la información que la SN fue depositando en ellos—. Cuando los posibles cambios superan a las posibilidades reales de efectuar esos cambios, es la Razón la que determina su destino. Y cuanto mas selectivos son esos cambios mas determinante es la Razón. 

 







Ritmo Evolutivo:

El ritmo evolutivo tiende a la ponderación de los cambios. De un fuerte ritmo de cambios en los principios de la evolución, progresamos a ritmos mas lentos y ponderados.

El ritmo de la evolición desde el origen de la vida progresa en la atemperación de los cambios a favor de una información mas consistente. Esta relentización se inició por necesidades propias para la recogida de esta información, pero más haya de ser una necesidad para dotarse de organismos mas complejos con más posibilidades de capturar información, las funciones geneticas, alcanzado un cierto grado de complejidad, han entendido que la moderacion en los cambios favoreciendo cambios más fiables es un valor en si mismo y lo que surgio como necesidad, ahora es también un factor determinante en nuestra evolución. Abierto el camino por el que las funciones geneticas recogian información del habitat y se valian de esta información para decidir sobre los cambios, entendieron que solo les sería valida información fiable. Si en un principio utilizaron el mínimo de información que eran capaces de capturar para tomar las decisiones, cuando su capacidad de capturar información aumento, entendierón que solo información fiable garantizaba cambios fiables.

Las funciones geneticas pasan de una evolución individual a una evolución social.







Evolución Individual y Evolución Social

— bajo numero de mutaciones mostruosas

— es el la atemperación de la razon genetica la que evita que las Mutaciones indeseadas (las que no vallan en el camino escogido en nuestra evolución) no prosperen y aun pasandop desapercividas para la cominidad, desaparezcan de la inf. Genetica.

            La aleatoriedad no exite en el universo,nada es aleatorio en el mundo,







Aleatoriedad y complejidad:

No mires hacia atrás que te vas a convertir en estatua de sal: ya corregiras al filal: puñetero

Mo mires hacia atrás







Notas

Cortados:

al medio, al ambiente donde se desarrolla, las funciones geneticas, que no interactuan con el medio, deberan adaptarse en la direccion de aumentar las posibilidades   esponde, a una mejor adaptación. Si el medio de los organismos es el habitat, el ambiente; para

escogida es la acertada. Una vez iniciado el cambio en una dirección este continuará sin que ni desde dentro (la razón evolutiva, el propio organismo…), ni desde fuera (alguien que observara el proceso), pueda confirmarse que es proceso sea el correcto —tampoco creo que se pueda hablar de evolución correcta o incorrecta—. 

FFF

Primer borrador:

Archivo:  “DyC 4-evolucion2.doc”

Últimas modificación: 10/10/2000


Volver al texto después de haber pulsado in a menú

Índice del libro Filosofía evolutiva

Página primera

  • 01.- Prólogo 2012 (en edición)
  • 02.- Introducción 2011
  • 03.- Términos y expresiones
  • 04.- Introducción 2005
  • 04.1.- SN ¿predictiva o descriptiva?
  • 04.2.- La SN como teoría científica
  • 04.3.- Doctrina, teoría y duda
  • 10.- Contexto
  • 11.- Evolución igual a Lamarck
  • Wikipedia: Jean-Baptiste Lamarck
  • Wikipedia: Lamarckismo
  • Los seis puntos propuestos por Lamarck
  • Leyes del Uso y desuso y la herencia de los caracteres
  • Metáfora de la vida en el espacio
  • 12.- Dificultades del darwinismo para explicar la Evolución
  • 12.01.-Aleatoriedad y ventaja del más apto
  • Metáfora de la orquesta
  • Retroceso de órganos
  • Sistema depredador-presa
  • 12.02.- Darwinismo y holismo
  • 12.03.- Seleccionismo y sinergia
  • 13.- Uso y desuso y herencia de los caracteres
  • 14.- Selección por caracteres
  • Notas y referencias
  • Página segunda

  • 20.- Teoría de los procesos
  • 21.- Introducción a la Teoría de los procesos
  • 22.- Procesos
  • 23.- Enunciado
  • 24.- Conceptos
  • Página tercera

  • 30.- Hipótesis sobre la Vida
  • 31.- Hipótesis
  • 32.- El proceso de la vida


  • Borradores:
  • Doctrina y conocimiento. Universo (Primer borrador año 10/07/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Homínidos (primer borrador 25/07/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Conocimiento (primer borrador 02/08/2000)
  • Doctrina y conocimiento Evolución (primer borrador 10/10/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Evolución (23/02/2002)
  • Filosofía evolutiva. Inicio de edición en blogger (2011)

  • Licencia Creative Commons

    Imagen de fondo de Slomoz en flickr y en Wikimedia.