-->
Imagen de fondo.
Icono de accesibilidad 00. Los iconos de accesibilidad contienen en sus propiedades Alt y longdesc descripciones de la organización del portal y de sus páginas. La propiedad longdesc de este icono 00 dirige a una página de texto con un mapa del portal, encontrándose un enlace a una página de texto con las características generales del portal en la propiedad longdesc del icono 02. Icono de accesibilidad 01. Libro Filosofía evolutiva: Introducción. Sus características responden a las generales del libro. El bloque principal de la derecha lo compone la caja de título y unas páginas blancas que contienen los cápitulos y se desplazan de arriba a abajo. Icono de accesibilidad 02. Su propiedad longdesc accede a una página de texto con descripción de la organización y características del portal y sus páginas. Icono de accesibilidad 03. Fondo y diseño. El motivo de la página es la imagen de una polilla de la especie geómetra. Ocupa un cuadrante en la esquina superior izquierda, en el panel fijo y sobre la lista de enlaces. Un reflejo desleído invade la caja principal que ocupa tres cuartas partes de la página, en donde se desplaza el texto de los diferentes capítulos imitando páginas. el fondo es en color hueso irregular y el de las páginas blanco, proyectando sombra sobre el fondo. Todo el sitio Filosofía evolutiva comparte diseño: Un bloque principal a la derecha que se desplaza y un panel a la izquierda que permanece fijo. El bloque lo inicia una caja de unos 100 pixels de altura con el título a la izquierda en un tipo de 44 pixels en verde oscuro y a la derecha en la esquina inferior: nemo, en azul prusia de 16 pixels. La página se redimensiona ajustándose al tamaño de la ventana. Se cuanta con un menú al principio de todas las secciones que contengan capítulos y la lista del panel izquierdo dirige a los diferentes capítulos, cambiando de items según en qué página te encuentres. Los títulos de los capítulos direccionan al comienzo de su sección. Como los tamaños de la fuente también se redimensionan cuando cambia el tamaño de la ventana, se cuenta con iconos que ajustan el tamaño de la fuente, incluso puede dejarla fija, anclada. El sitio está en obras.
icono de la página de inicio, una casa en verde de las típicas del juego del Palé Enviar un correo electrónico Escribir un mensaje
Ocurecer o aclarar fondo Cambiar tipo de fuente de texto
Filosofía evolutiva

nemo









Introducción

Filosofía evolutiva (en edición)

Borradores:
  • Doctrina y conocimiento. Universo (Primer borrador año 10/07/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Homínidos (primer borrador 25/07/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Conocimiento (primer borrador 02/08/2000)
  • Doctrina y conocimiento Evolución (primer borrador 10/10/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Evolución (23/02/2002)
  • Filosofía evolutiva. Inicio de edición en blogger (2011)

  • Licencia Creative Commons

    Imagen de fondo de Slomoz en flickr y en Wikimedia.









    Introducción


    Doctrina y conocimiento. Universo (Primer borrador 10/07/2000). Este se puede considerar mi primer acercamiento al tema de la Evolución. Pueden existir folios o incluso un bloc con notas que tomé el el parque de El Retiro, porque recuerdo el haber tomado esas notas. Y también recuerdo el modo en el que lo escribí: en su mayoría se podría considerar escritura automática, escrito, quizá en dos o tres días (en pocos casos basándome en esas notas). No creo que después sufriera modificaciones, las faltas de ortografía y tipográficas están ahí.


    Las faltas ortográficas se deben a tres factores: mi escasa formación académica, mi dislexia y una rebeldía de juventud que me llevó a crearme mi propia ortografía, no diferenciar "v" y "b" o un particular tratamiento de la "g", la "h" o la "y". También por el modo automático de escritura que debe de propiciar que en unos casos una palabra la escriba con "b" y tres líneas más abajo con "v" (que demostraría el lío que tengo en la cabeza con las dos ortografías: la reglada y aquella mía).

    Hoy en día, al menos las faltas tipográficas, serían más porque, ya a partir de 2001 (pudo ser incluso antes) comencé a sufrir problemas de coordinación que se traducen en un desfase entre las dos manos a la hora de escribir. Desde entonces la sílaba "en" la escribo "ne": "escribinedo". Y pasado este verano y especialmente desde hace unas semanas esta descoordinación se va generalizando y afectando a más sílabas.

    Digo esto último también porque todo lo que me rodea es perverso. Creo que lo tengo escrito en más de un sitio: "Los acosadores ganan la partida siempre porque el acosado se termina pareciendo lo que los acosadores propagan de él". Y esta es una perversión, porque intimidan a una persona, la aíslan, procuran que pierda la autoestima, y seguidamente se valen de las consecuencias de sus abusos para continuar con el acoso. En este caso, mi falta de coordinación podría servirles de mofa a los mismo que me la han provocado

    En mi caso, probablemente porque me he repuesto a periodos en los que sí lograron hundirme psicológicamente, han ido más lejos. Hoy sé que me han estado drogando, al menos durante largos periodos, estos trece últimos años (hay que vivirlo, porque es tal la impotencia que produce que, si no lo apartas de tu pensamiento, no te enfrentas a tu alimentación con naturalidad, y las dos únicas alternativas que crees que existen, cuanto vas a comer o beber algo, es morir por inanición o posiblemente ser envenenado, y eso te puede trastornar). Lo sé porque me estoy reponiendo a sus efectos. Estoy reponiéndome de la descoordinación que me producía, y se van restableciendo mi estado de ánimo y mi capacidad de razonar. Aunque el acoso continúe.

    Y es porque continúa ese acoso por lo que están estos párrafos que no pertenecen estrictamente a esta memoria. Porque como todos los acosadores, aprovechan los efectos del acoso para continuar con el acoso. En mi caso, más aun, porque este verano tras someterme a sobredosis de drogas, utilizaron sus efectos para ridiculizarme. Lo que me permite pensar que no se utilizaran sus efectos para acosarme, sino que me drogaron para poderme ridiculizar. Esto en agosto, con una alteración del sueño que me llevaba a permanecer despierto por periodos de 48 horas y un estado permanente de excitación y cansancio, descoordinación y rigidez muscular. Y en octubre combinado esto movimientos convulsivos, con picores, descontrol de la baba (que vengo sufriendo desde hace años, que todavía persiste, pero que en esos momentos fue muy evidente) y, también descoordinación y rigidez muscular (rigidez de la que todavía no estoy totalmente repuesto). Y aunque no sea lugar, no puedo permanecer impasible ante estos atentados contra mi salud que buscan mi desprestigio. No puedo defenderme de estos ataque a mi salud, pero sí estoy en la obligación de defenderme de los intentos de desprestigiarme.

    Estos ataques, que han sido más evidentes este último año, han estado presentes durante estos trece años. Y habrá que interpretar el porqué partiendo de este primer borrador, han pasado once años sin que se produzcan avances en su desarrollo, que los intentos de darle forma definitiva no lograran fijarlo con claridad y en casos fuesen más ambiguos. Nuevamente habrán estado obrando para después presentarme como les haya sido conveniente a sus propósitos, dando su particular respuestas a este hecho.

    Pero aún sin esto, es muy difícil la labor de crear, el creador tiene muchas inseguridades, necesita de alguien al lado que le ayude a vencer esas inseguridades, o disponer de serenidad para poder sobreponerse a estas inseguridades, superar los momentos en los que se plantean las dudas sobre lo que se está creando. Y en mi caso, en ningún momento he contado con la estabilidad emocional que requiere un proyecto como este. Por el contrario, se ha creado un ambiente de menosprecio, estímulos negativos y estrategias para que perdiera mi autoestima y, más allá, llegar a mi destrucción psicológica.

    No se molestarán en desmentir nada de esto, en su megalomanía unos, y su prepotencia otros, ocuparán poco tiempo en justificarlo, con algunas grandes palabras y una firme auto-identificación con ellas e instituciones se creerán justificados e investidos del don de la impunidad. En lo que más argumentos gastarán será en calificar estas, las voy a llamar quejas. Su prepotencia se ve contrariada, se me ha mantenido censurado durante trece años, encuentro una grieta, y no debería usar esa grieta para quejarme. Debería asistir impávido al espectáculo de mi desprestigio, dejarles hacer, incluso dejar que atenten contra mi salud y mi integridad. Y seguro, no se conforman con que me refiera a ellos como "mis queridísimos", quisieran que realmente les quisiera.

    Hoy estoy igualmente acosado. Mi situación no es la apropiada para acometer este trabajo, pero parece que el cuerpo se hace a todo, y aun en mi situación, estoy retomando una claridad de pensamientos que pueden permitirme desarrollarlo. Esto, si puedo abstraerme a lo que me tengan preparado para el próximo mes: sus acciones desde septiembre del año pasado han ido creciendo, y las navidades suelen utilizarlas para desplegar sus bombarderos; este año puede ser terrible.

    Bueno, toda esta digresión para decir que no he querido corregir ninguna falta, aunque suponga dificultar su lectura. Y, a continuación, para lo que debería haber servido este prólogo: explicar por qué me planteé esta contestación al darwinismo y mis influencias actuales.

    En ningún momento me planteé que el darwinismo era erróneo, ni sentía un especial interés en su estudio, la Evolución la daba como un hecho y la tenía interiorizada como nuestra adaptación al medio, que era como me lo habían enseñado, en un nivel muy elemental, que tengo poca instrucción. Y quizá por esa falta de instrucción, cuando me acerqué al darwinismo no me lo creí.

    Estaba con el tema de la relatividad especial, la daba ya por errónea; consideraba, tenía una explicación tan lógica que cualquiera sin necesidad de estudios especializados podía llegar a esa explicación. Y mi preocupación fue explicarme cómo algo tan apartado de la lógica, cómo un planteamiento que contradecía todo lo razonable, estaba instaurado en el mundo de la ciencia. Por mi cabeza pasaba que existían numerosos centros de investigación con ingentes medios y con investigadores especializados que asumían le teoría sin plantearse ninguna duda. Incluso recuerdo un comentario, quizá en algún artículo de divulgación sobre Física, en el que se veía a decir que la Física había quedado reservada a aquellos investigadores que contaran con equipos y medios muy especializados, que se había convertido en un tema tan especializado que tan solo una o dos docenas de personas llegaban a entender de él.

    Y fue esto lo que me llevó a pensar en la que considero es nuestra manera de adquirir conocimientos, no podemos racionalizar todos los conocimientos que se han generado durante miles de años, por millones de personas. Pensé que nuestro método era asimilarlos como noticias, no acceder al conocimiento en sí, sino llegar a saber que existe ese conocimiento y servirnos de él. Por eso el título nada tiene que ver con la evolución de la vida, intenta dar respuesta a esa preocupación mía.

    Es intentado dar respuesta a esa inquietud cuando, de forma casi automática (no creo equivocarme si digo que fue el trabajo de varios días, no muchos) surge mi inquietud sobre nuestra propia evolución, el pensamiento sobre la vida misma, y un intento de acercarme a cómo razonamos. Y se puede apreciar que los capítulos están motivados más por dar respuesta a esa inquietud que por dar respuesta a la teoría de la Evolución.

    Y después ya, sí intento dar respuesta a la teoría. En ese contexto también hay que valorar mis escarceos con el término "selección natural", todavía no había asimilado su significado. Cuando me topo con los errores genéticos como causa de la Evolución es cuando considero que también errónea.

    Y este primer borrador es producto de un ejercicio de introspección, ni siquiera consciente, de exponer la evolución de la vida desde la intuición, razonando sobre sus posibles causas. Sí contaba con conocimientos generales sobre el genoma y otros aspectos de biología, los que puede tener cualquier ciudadano de nuestro tiempo.

    Y si no desembarqué de mi propósito, sabiendo lo descabellado que es contradecir a siglo y siglo y medio de Física y Biología académicas, es por la preocupación que siempre he tenido de explicarme las cosas desde el razonamiento (expresado en "Doctrina y conocimiento. Universo").

    Luego, más adelante, quizá en 2001, en los blocs que me han desaparecido, en un intento de dar consistencia a esta alternativa al darwinismo, también con escritura automática, surge todo lo referente a sistemas (creo que en aquel entonces mayoritariamente me refería a "sistemas"). Que no sé hasta qué punto estaría desarrollado, porque no tengo copia de ellos; pero una vez desarrollada la teoría de los procesos, comienzo a asociar conceptos con los ya esbozados allí.

    Eran esbozos, todo lo que contienen esos blocs son esbozos, plasmados en momentos emocionales muy duros, que durante los años que los conservé (siempre los he mantenido muy cerca de mí, desaparecieron del cajón de mi mesa de trabajo), pero que no era capaz de acercarme a ello para releerlos (como las obras de teatro que todavía no soy capaz de releerlas).

    Mi situación en estos trece años me ha dejado secuelas, una de las que más consciente soy es mi relación con la lectura. Ya desde un principio me fue imposible leer novela (que ya leía poca, pero que intenté utilizar como terapia en momentos duros y me fue imposible) y mi relación con los escritos en general es rara, no sabría explicarlo, pero soy consciente de que me acerco a un escrito con unos condicionantes que no alcanzo a definir, ni siquiera identificar. Y con mis escritos, una vez los doy por buenos, que cambio de tema, que ya no tengo que comprobar nada ni sobre el tema ni que me ayude a continuar escribiendo en la misma línea (intentar no cometer los mismos errores o, precisamente, insistir en ellos, que la escritura es como las personas, el canon es muy insípido), me produce miedo volver sobre ellos. Y esto puede ser, ahora pienso, porque en algún momento, los intentos de acabar con mi autoestima, han podido calar en mí: temo lo que pueda estar escrito. Aunque ese temor no significa que tenga inseguridad sobre lo escrito, que los subo sin leerlos.

    En mi pensamiento siempre ha estado el que alguna vez superaría mi situación, y ese sería el momento de releer lo escrito y valerme de ello para desarrollar las ideas que contenían, en el caso de los blocs, y aprovechar lo que sirviera de los diferentes intentos de desarrollar los borradores. Aun hoy, no he superado ese miedo a leer mis escritos, y estoy desarrollando la hipótesis sin apenas releerlos, algo que tengo que vencer cuando llegue a aspectos concretos en su desarrollo.

    Llego a 2003, 2004. Entonces pienso en la necesidad de armonizar el borrador con lo que sobre Evolución pueda estar publicado y esté a mi alcance. Descubro a Lamarck y tuve la sensación de ser su hijo, de que me hubiera enseñando todo lo que conocía sobre la evolución de la vida. Y hoy la hipótesis se basa en su teoría.

    Kropotkin, su El apoyo mutuo es un oasis y un placer leerlo, y su visón sobre el cooperativismo, lo que es hablar de relaciones sociales, muy esclarecedora. Estaban ahí, en el siglo XIX, pensadores como Lamarck y Kropotkin, pero se impuso un pensamiento conservador y, en mi opinión, reaccionario.

    Llego a las publicaciones de Lynn Margulis. Si en Lamarck encontré que poco se había avanzado sobre evolución más allá de su teoría, por el contrario se había retrocedido, Margulis me descubre el mundo de la simbiosis y considero su aportación sobre la Vida la más luminosa del siglo XX y lo que va de XXI (ha sido para mí una satisfacción poder editar sobre sus trabajos, y sobre ella misma, en Wikipedia). Me ha aportado, fundamentalmente, a una primera visión intuitiva mía de los pluricelulares como comunidad de células, visión que Margulis defendida desde mediados del siglo XX, la visión simbiótica de los pluricelulares, que en mi opinión, nos explica como pluricelulares. Me ha permitido ver la importancia de las relaciones simbióticas y descubrir la simbiogénesis, que permite describir de forma intuitiva (y que pienso, dejó demostrado, aunque la cerrazón neodarwinista no lo haya aceptado) la adquisición de nuestra totalidad como pluricelulares. Relaciones simbióticas que podrían explicar también nuestro "funcionamiento", que explicarían las modificaciones en el desarrollo y periodo de madurez.

    Tengo que mencionar a Máximo Sandín, sus trabajos subidos a internet y su Lamarck y los mensajeros, sus trabajos sobre retrovirus. Me permito decir que lo considero otro francotirador con su mirilla puesta en la incongruencia del neodarwinismo, como me considero a mí mismo.

    Mención merece Teilhard de Chardin y su visión de la vida evolucionando en mayores niveles de complejidad, con la razón como justificación de esa evolución. Pienso que algún día se le pondrá en valor.

    Y por último, reconocer mi deuda con Jung; y su concepto de "Arquetipos". Quizá, sin el poso de sus trabajos, leídos en mi jhuventud, este mío no habría sido posible.

    Han sido muchos más de los que he recibido influencia, están como referencia en los artículos publicados, y a aquellos, que se verán las citas, me han servido para estructurar un poco (no mucho que soy muy anárquico) mi pensamiento, lo que me posibilitará el desarrollo de la hipótesis. Con ellos también estoy en deuda.


    José A. Ruiz de Lara Redondo.

    Noviembre, 2011


    Volver al texto después de haber pulsado in a menú

    Índice del libro Filosofía evolutiva

    Página primera

  • 01.- Prólogo 2012 (en edición)
  • 02.- Introducción 2011
  • 03.- Términos y expresiones
  • 04.- Introducción 2005
  • 04.1.- SN ¿predictiva o descriptiva?
  • 04.2.- La SN como teoría científica
  • 04.3.- Doctrina, teoría y duda
  • 10.- Contexto
  • 11.- Evolución igual a Lamarck
  • Wikipedia: Jean-Baptiste Lamarck
  • Wikipedia: Lamarckismo
  • Los seis puntos propuestos por Lamarck
  • Leyes del Uso y desuso y la herencia de los caracteres
  • Metáfora de la vida en el espacio
  • 12.- Dificultades del darwinismo para explicar la Evolución
  • 12.01.-Aleatoriedad y ventaja del más apto
  • Metáfora de la orquesta
  • Retroceso de órganos
  • Sistema depredador-presa
  • 12.02.- Darwinismo y holismo
  • 12.03.- Seleccionismo y sinergia
  • 13.- Uso y desuso y herencia de los caracteres
  • 14.- Selección por caracteres
  • Notas y referencias
  • Página segunda

  • 20.- Teoría de los procesos
  • 21.- Introducción a la Teoría de los procesos
  • 22.- Procesos
  • 23.- Enunciado
  • 24.- Conceptos
  • Página tercera

  • 30.- Hipótesis sobre la Vida
  • 31.- Hipótesis
  • 32.- El proceso de la vida


  • Borradores:
  • Doctrina y conocimiento. Universo (Primer borrador año 10/07/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Homínidos (primer borrador 25/07/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Conocimiento (primer borrador 02/08/2000)
  • Doctrina y conocimiento Evolución (primer borrador 10/10/2000)
  • Doctrina y conocimiento. Evolución (23/02/2002)
  • Filosofía evolutiva. Inicio de edición en blogger (2011)

  • Licencia Creative Commons

    Imagen de fondo de Slomoz en flickr y en Wikimedia.